Senegal 2011 – 3ª parte

Parque Nacional del Delta del Saloum

De camino a Toubakouta.

De camino a nuestra última etapa, de nuevo en la costa, descubrimos una pequeña charca temporal cerca de Koungheul en la que se reunían decenas de Alimoches sombríos (Necrosyrtes monachus), Buitre dorsiblancos africanos (Gyps africanus), Buitre moteados (Gyps ruepelli), Buitres leonados (Gyps fulvus) y algún que otro  Marabú africano (Leptopilos crumeniferus) para abrevar en un año que ha sido especialmente seco.

Un gran número de rapaces en vuelo llama nuestra atención y decidimos parar a ver qué ocurre.

El buitre moteado es una de las especies que integran el nutrido grupo de aves carroñeras que hemos avistado.

Una pequeña charca de agua sacia la sed de todas estas aves; en la imagen: marabú africano, buitre moteado, buitre dorsiblanco africano y alimoche sombrío.

Algunos buitres reposan a un lado en la charca. En esta imagen apreciamos un grupo poliespecífico con buitre moteado, buitre leonado y buitre dorsiblanco africano.

Cerca de Kaolack, en la carretera hacia Toubakouta, nuestro destino, en un área de sabana poco arbolada encontramos una buena cantidad de Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis), Cernícalos primilla (Falco naumanni) y Elanios golondrina (Chelictinia ricourii) alimentándose de las langostas que plagan los herbazales.

Un elanio golondrina caza un ortóptero; cerca de Kaolack. 

Nutridos grupos de Garcillas bueyeras y otros ardeidos acompañan a los elanios y cernícalos en los herbazales en busca de insectos.

Humedales de interior cerca de Toubakouta, en Saloum.

¿Quién mira a quién, quién mira a dónde?
Grupo de avefrías coletudas.
 Mariposa monarca africana.

Suimanga pigmeo.

Martín pigmeo africano acechando desde un mangle.

Posadero para garcillas.

Por el camino hallamos el cadáver reciente de una Carraca abisinia atropellada. A pesar del triste hallazgo resulta una buena oportunidad para admirar el colorido plumaje de esta ave tan llamativa.

El Parque Nacional del Delta du Saloum tiene una extensión de 76.000 hectáreas de ensenadas bordeadas de manglares, islas de arena y amplias zonas de mar y bosques. Existen numerosas aldeas que viven de la agricultura y el turismo. En las áreas del interior encontramos áreas agrícolas que alternan con sabana arbolada, bosquetes, riachuelos, charcas y áreas de marisma, un medio de extraordinaria riqueza en lo que a aves se refiere. En estos lugares encontramos varias especies de rapaces como el Águila de Wahlberg (Aquila wahlbergi), el Busardo langostero (Butastur rufipennis) y algunas invernantes europeas como Aguililla calzada (Aquila pennata), Aguilucho cenizo (Circus pygargus) o Milano negro (Milvus migrans). En los humedales destacan la amplia variedad de ardeidos, Espátulas comunes y africanas (Platalea leucorodia/alba), pelícanos y limícolas. En las aldeas y huertas la cantidad de especies que podemos encontrar resulta abrumadora: por mencionar algunas diremos que pudimos encontrar Vinago africano (Treron calvus), Lorito senegalés (Poicephalus senegalus), Mochuelo perlado (Glaucidium perlatum), la omnipresente Carraca abisinia (Coracias abyssinicus), Pito salpicado (Campethera punctuligera), Prinia modesta (Prinia subflava), Eremomela senegalesa (Eremomela senegallus), Oropéndola africana (Oriolus auratus), Cubla del Gambia (Dryoscopus gambensis), Estrilda degollada (Amadina fasciata), Estrilda azulada (Estrilda caerulescens) o el Capuchino picoplata africano (Euodice cantans). Mención especial merecen los espectaculares suimangas con sus vivos colores brillantes, de los cuáles vimos varias especies como el Suimanga violeta (Anthrepes longuemarei), el Suimanga acollarado (Hedydipna collaris) o el Suimanga pechiescarlata (Chalcomitra senegalensis).

Cernícalo pizarroso.

Charrán patinegro.

Paseo en barca por los manglares del Saloum.

Anhinga común.

La pesca, junto con el turismo, son los recursos más importantes de la zona del Saloum. En la imagen vemos una de las embarcaciones dedicadas a la pesca tradicional.

El manglar está surcado por numerosos canales navegables que constituyen un auténtico laberinto.

El zarapito trinador es un invernante bastante frecuente en el manglar.

Un medio muy particular son los manglares, hábitat muy característico del lugar y que merecen una visita en barca. Pendientes de la marea y de la hora partimos en pos de las aves que habitan este medio. No es difícil dar con Águilas pescadoras (Pandion haliaetus), Zarapitos trinadores (Numenius phaeopus) o Charranes patinegros (Sterna sandvicensis), todas ellas aves que invernan en estos destinos, pero nosotros tuvimos la suerte de encontrar un pequeño pájaro exclusivo de estos hábitats, el Suimanga pardo (Anthrepes gabonicus). Como colofón visitamos al atardecer un dormidero que reunió en cuestión de pocos minutos a centenares de aves entre las que había Anhingas comunes (Anhinga rufa), Garzas imperiales (Ardea purpurea), Garcetas dimorfas (Egretta gularis), Garcetas comunes (Egretta garzetta), Garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) y un conjunto de ruidosos Martines pescadores píos (Ceryle rudis), un excelente fin de viaje.
Dentro del manglar poco después de haber visto un Suimanga pardo, pequeña ave exclusiva de este hábitat tan particular.

Un águila pescadora descansa sobre un gigantesco baobab en una de las orillas del Saloum.

Impresionante águila pescadora en vuelo. 

Una vista de los manglares en el Delta del Saloum.
Desembarcamos en la Isla de las Conchas para dar un paseo. El sustrato de esta isla es única y exclusivamente conchas que se han acumulado en este lugar a lo largo de siglos.
La Isla de las Conchas está poblada por un frondoso bosque de baobabs de tamaño descomunal.
Un detalle del manglar a orillas de la Isla de las Conchas.

Garcillas bueyeras, garcetas dimorfas, anhingas, pelícanos y martines pescadores píos, entre otros, acuden al atardecer para descansar en algunos rincones del manglar.

Los baobabs se recortan al atardecer en el Delta del Saloum.
Embarcadero de Toubakouta.
 Frente a la tienda de artesanía de Abdou ‘Carlos’ Lo, nuestro guía local, que realizó un excelente trabajo para llevarnos a los lugares más interesantes, localizar numerosas aves y ayudarnos a identificarlas.
Agradecer especialmente a Abdou Lo ‘Carlos’, nuestro guía, y a Bakari, nuestro chófer, su excelente trabajo, atención y simpatía. Agradacer también a mis compañeros de viaje Francesc, Carmina y Josele por su excelente compañía y entusiasmo.

The last area visited during mi Senegal trip was the Saloum Delta National Park, a very interesting place with mangroves, forests and savanna full with a huge variety of birds. We stayed at Toubakouta, hometown of our guide Abdou ‘Carlos’ Lo, which he knows very well. It was a magnificent ending to this 10 day tour through one of the most exciting bird trips I’ve ever done.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: