The Big Year 2013: Jornada con sorpresa final

17 abril

Quedan 258 días

Repito jornada con mis clientes ingleses, pero esta vez cambiamos de lugares a visitar. Por la mañana visitamos la laguna de Pitillas, que como ya comenté en alguna entrada anterior este año está absolutamente espectacular. Yo acudo con la esperanza de poder dar con el avetoro, que ya me dió esquinazo en visitas anteriores. Para mi sorpresa según nos estamos bajando del coche, y mientras yo estoy sacando el telescopio del maletero, L advierte que acaba de oír al susodicho, pero yo no pude oír nada. Después de un rato observando la laguna, donde hay abundantes patos, fochas y somormujos (incluyendo zampullines cuellinegros en plumaje nupcial), L vuelve a decir algo sobre el avetoro, pero esta vez lo ha visto volar, y yo nada… estaba mirando para otro lado.

Después de un buen rato al final ¡lo veo!… pero no hay uno, ¡sino dos! En nuestro posterior desplazamiento a otros puntos de observación alrededor de la laguna conseguimos encontrar un punto donde los observamos a placer e incluso conseguí alguna instantánea (mediante iPhonescoping… lo justo para distinguir de qué se trata); la verdad es que estaban bastante activos, volando de un lado a otro bastante a menudo.

205. Botaurus stellaris

La mañana de observación se sucede entretenida. Hay algunas grullas tardías, unos pocos fumareles cariblancos y un buen surtido de limícolas, aunque ninguno nuevo para mi lista… eso si, un macho de combatiente luce un espectacular plumaje nupcial con penacho negro azabache que hace que destaque en la distancia.

BigYear067

La hora de comer nos sorprende en lo alto de Arangoiti, por ver si tenemos suerte y algún quebrantahuesos nos hace una visita. Después de un buen rato en el lugar sin fortuna decidimos bajar a las foces… y según bajamos comentamos: “¿Paramos en el hayedo por si damos con algún picamaderos negro?” Pues bien, fue parar, salir del coche, y a los 3 minutos ya oímos su reclamo lastimero. Aunque lo intentamos no logramos verlo, pero por lo menos yo había podido incluir esta nueva especie que me falló en la jornada que hice en Irati.

206. Dryocopus martius

El bosque no dejaba ver al pájaro carpintero...

El bosque no dejaba ver al pájaro carpintero…

Como decía nos dirijimos a las foces… y a pesar del calor reinante creemos que podemos tener buenas oportunidades de observar aves de interés en ellas. Decidimos recorrer el interior de la Foz de Lumbier y según vamos entrando voy mirando con atención las paredes rocosas. En una de ellas veo moverse a un pajarillo; en mi interior pienso que su forma de moverse es algo extraña, pero no puedo pensar en que sea otra cosa que un colirrojo tizón. Alzo mis binoculares, lo miro y quedo estupefacto pues ante mi tengo ¡a un treparriscos luciendo un precioso plumaje nupcial con babero negro! Y pensar que me llevó años encontrar uno en Navarra y ahora, en pocos meses, ya es el segundo que veo (ver la entrada del 15 de enero). Me pasó lo mismo en su día con el avetoro, años tratando de verlo, pero cuando vi el primero ya fue verlo con frecuencia y cierta facilidad. ¿Ocurrirá lo mismo con el treparriscos?

BigYear069

Ni qué decir que mis clientes estaban tan emocionados como yo; consiguieron sus fotos y sus videos, pues el ave se paseó tranquilamente delante de nuestras narices mientras se alimentaba de invertebrados microscópicos durante casi media hora.

BigYear070

Como el treparriscos ya fue pájaro del día hace unos meses este puesto se lo gana hoy el avetoro común, otro pájaro impresionante, muy escaso y nada fácil de ver.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: