Archive | Delta del Ebro RSS for this section

Regreso al Maratón Ornitológico 2014

Hace ya bastantes años participé en un maratón ornitológico con el equipo “Txoriburuak” (los ‘cabeza de chorlito’, en una traducción libre del euskera). Aquella vez quedamos quintos y nos movimos básicamente por Gipuzkoa y Navarra. Después de aquella apasionante experiencia junto a Alfonso Llamas, Pedro Arratibel y Xabier Remírez no había vuelto a participar en un evento de este tipo hasta que esta primavera recibí una invitación de RareBirdSpain Birdracing Team para unirme a ellos en sustitución de Sergi Sales, que en esta ocasión no podía participar. ¡Los vigentes campeones! Esto es pasar a la Champions del pajareo… no pude decir que no ante tal honor. La historia y vicisitudes de cómo se sucedió el maratón, así como los resultados están excelentemente narrados por Ricard Gutiérrez en el blog del equipo, así que con este post simplemente pretendo mostrar algunas de esas imágenes que normalmente no se ven en público, el ‘backstage’ del maratón… (Hay fotografías propias y otras de Oriol Muntané)

IMG_5885

Viernes por la mañana: Autobús de Pamplona a Lleida, donde me uno al resto del equipo. Se aprecia la lluvia en el parabrisas, y es que los pronósticos para el día de la maratón no son nada favorables.

IMG_5891

Viernes mediodía: La pinta es lo de menos, porque estaba estupendo. Como decía aquel: “It looks like shit, but it tastes well”.

IMG_5892

Nuestro vehículo maratoniano tuneado al efecto ‘ornithological style’. Hubiera venido bien en ese momento este libro…

IMG_8723

…quien sabe, quizás hubiéramos añadido alguna especie más.

IMG_5894

Viernes por la tarde: Repasamos algunos lugares que visitaremos el sábado. Hay que tratar de asegurar algunas especies localizándolas previamente.

IMG_5896

Avituallamiento refrigerándose para el día siguiente. Todo listo.

IMG_5898

Ricard nos explica los secretos del cava… ¿Quién decía que éramos unos frikies de los pájaros y que no prestábamos atención a nada más?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Foto oficial del equipo. Swarovski nos patrocina y hay que estar presentables.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Celebrando la victoria antes de comenzar?

IMG_5904

Viernes tarde-noche: dormitando para salir frescos.

IMG_5909

El capitán Kirkard prepara spaghetti y nos da las últimas indicaciones para estar preparados. Quedan sólo dos horas para la hora cero.

IMG_5910

Un momento importante: reponiendo fuerzas para afrontar 24 horas observando aves, en mi caso, por terreno ignoto en gran parte.

IMG_5911

Y no olvidemos informarnos sobre la predicción: mucho viento y posibles nevadas en el Pirineo, mal asunto.

IMG_5912

¿Habrá que encomendarse a los santos? Mmmmh… Creo que las normas dejan claro que no se puede recibir ayuda externa.

IMG_5913

El capitán Kirkard explica el plan de ataque… todo queda mucho más claro con un pico de pan.

IMG_5915

Viernes noche, a media hora de la hora cero. Nos dirigimos al punto de inicio.

IMG_5916

Sábado hora cero: Selfie colectivo del equipo al completo. Acabamos de escuchar lechuza común y chotacabras cuellirrojo diez minutos antes de la hora indicada… luego no volveremos a detectarlos en toda la jornada, así que estas dos especies se quedaron fuera de la lista final ¿Mal comienzo?

IMG_5917

Noche cerrada, pero se suman las primeras especies: ruiseñor común y autillo.

IMG_5920

Después de varias especies nocturnas y varios mamíferos cruzándose por la carretera llegamos al Alto Pirineo, donde se impone un sueñecito en el coche a bajas temperaturas. Pero también en ese momento sumamos: algún urogallo anda merodeando nuestro vehículo.

IMG_5924

Sábado, casi amanecer: Frio y viento norte fuerte que hace que la sensación térmica esté en torno a los -20ºC. Esto es el Pirineo.

IMG_5925

¿Ártico? No, Pirineos en primavera. A la velocidad del rayo vamos sumando mirlo capiblanco, verderón serrano, picamaderos negro, etc.

IMG_5926

Sábado, amanecer: No parece que haya muchas más especies que podamos sumar aquí, se impone el ir descendiendo poco a poco.

IMG_5931

Las previsiones de lluvia finalmente fallaron, afortunadamente. Al final fue el viento nuestra peor pesadilla.

IMG_5933

Felices por ir a zonas más cálidas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Multiplicándonos para encontrar más y más especies. Seguimos en el Pirineo, pero recorriendo valles y laderas de montañas… picogordo, quebrantahuesos, roquero rojo, estornino pinto, etc.

IMG_5934

Regularmente hay que ir reajustando los planes en función de lo que ya hemos visto y de lo que no hemos visto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Multiplicándonos para escudriñar cualquier rincón.

IMG_5937

Carol toma buena nota de todas las aves registradas. No se nos puede olvidar nada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En plena acción buscando a la águila perdicera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las instantáneas se van haciendo más y más escasas fruto del cansancio. El Delta del Ebro es nuestra etapa final y llegamos aún con luz para ir sumando una buena cantidad de especies.

IMG_5946

…incluso a contraluz.

IMG_5949

Últimas luces, que también se aprovechan, aunque ya no sabemos muy bien ni quienes somos ni qué hacemos en este lugar.

IMG_5951

Último selfie colectivo en la torre de Migjorn. Aún habría tiempo de ir por la buscarla unicolor, que se dejó oír en la Alfacada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Despidiendo el día…

IMG_5959

Regreso en tren a Pamplona, recordando todo lo vivido como en un sueño, pero son los efectos del cansancio.

The Big Year 2013: Tres chorlitos

28 agosto
Quedan 125 días

Por la mañana me dirijo al Prat de Cabanes por ver si consigo encontrar alguna canastera… temo que ya sea tarde y que ya se hayan marchado de la zona, de hecho hace dos días en el Delta no pude dar con ellas.
Garzas, garcetas, patos, zampullines, somormujos… pero ni rastro de canasteras. En un momento dado oigo unos extraños sonidos entre unos juncos y carrizos cerrados, un rincón ideal para que se esconda una polluela… pero en el momento no recuerdo qué sonidos hacen las diferentes especies de polluela. ¡Gran idea! Consultemos en internet… esto de los smartphones realmente pueden ser útiles en determinados momentos. Encuentro una web con abundantes ejemplos de cantos de polluelas y otros rálidos, y tras escuchar atentamente a varios de ellos me doy cuenta de que el sonido no corresponde a ningún rálido (al final creo que era algún tipo de anfibio, pero no lo sé, es de esos momentos en los que te sientes ridículamente ignorante). De repente llega un SMS de mi amigo Jordi Martí diciendo: “2 try sub ads y … 1 fulva ad en la hierba!” E inmediatamente pienso “No puedo dejar escapar semejante oportunidad”. Así que al rato ya estoy movilizando todo para volver al Delta, incluido hijos, que ante el tiempo que se anuncia no parecen motivados ni para la playa ni para la piscina.
A la hora o más llegamos al lugar clave y enseguida detectamos a los correlimos canelos que vimos el otro día y al chorlito dorado del Pacífico… y de nuevo grito entredientes: “¡Bimbo!”

261. Pluvialis fulva

Además pudimos encontrar otro chorlito, no dorado del Pacífico, sino dorado común, con lo que añado una especie más:

262. Pluvialis apricaria

Y de repente ocurrió aquello que Astérix y toda su aldea siempre temían tanto: el cielo cayó sobre nuestras cabezas. Una lluvia torrencial caía del cielo más negro que jamás haya visto en pleno día. Salimos huyendo de allí, tratando de parar en algún otro lugar y aprovechar así un viaje en el que los niños estaban soportando con paciencia de santos. Y entonces recibo llamada de Jordi diciéndome que ha llegado al lugar del chorlito y además del ave en cuestión han detectado también un chorlito carambolo ¡Media vuelta!
Volvemos al lugar donde están Jordi y Sergi Sales (lo siento Sergi, pero no me salía tu caricatura), que amablemente nos enseñan el ave de nuestro interés:

263. Charadrius morinellus

BigYear099

El trío de chorlitos

Y que además me dicen que también han visto ¡canasteras! Al ratito nos dirigimos a otro campo y vemos que hay numerosas aves comiendo en el césped como locas: moritos, correlimos comunes, correlimos tridáctilos, correlimos menudos, andarríos grandes, andarríos bastardos, archibebes oscuros, archibebes claros, combatientes, zarapitos trinadores, avefrías y … canasteras y un ¡correlimos de Temminck!

264. Glareola pratincola

265. Calidris temminckii

IMG_0589

Aspecto de los campos de césped, con buenas cantidades de moritos y muchas otras especies.

BigYear098

Creo que en este blog llevo ya muchos dibujos de aves bajo la lluvia ¿no os parece?

Marchamos al de un rato (no podía tener a mis niños aguantando más tiempo, aunque ellos también disfrutaron del momento) bastante contentos, sumando cinco más y, una de ellas, un bimbo de lo más especial.
Sin embargo cuando llegamos a Alcossebre nos enteramos que también habían visto un estornino rosado y, si mal no recuerdo, al día siguiente también una lavandera cetrina. Me acusaréis de tener poca pasión por el pajareo, pero ya no tuve energías para volver… puf.

BigYear100El chorlito dorado del Pacífico se lleva el título de ‘pájaro del día’ con la canastera común, el chorlito carambolo y el correlimos de Temminck, que son muy molones, pero es que el primero era una cuarta cita para España, y esto no sucede todos los días. Por cierto que este chorlito en cuestión ha permanecido durante varios meses en el lugar, parece que le gustó esta puntita del Delta.

The Big Year 2013: Bimbando

26 agosto
Quedan 127 días

Aprovechamos el día para visitar el Delta del Ebro, a una hora escasa de Alcossebre, y donde sé que puedo sumar especies para mi Big Year 2013. Aunque el día amanece relativamente en calma enseguida se empieza a levantar un viento un tanto molesto… esto tiene que ser así, sino no sería el Delta…
Vamos recorriendo diversos parajes como la Encanyissada, donde al poco sumo charrancito común… algunos ejemplares de esta especie están pescando en el lugar y se ven perfectamente desde el mirador-paraguas, una infraestructura situada estratégicamente pero con unas características un tanto peculiares y que no lo hacen muy cómodo para la observación, por decirlo diplomáticamente.

255. Sternula albifrons

Más tarde en la zona de playas doy con algunos chorlitejos patinegros, también una nueva adquisición. Parece que el hecho de que sea un día de labor ha dejado lejos de estos lugares a los bañistas y los chorlitejos pueden disfrutar de los arenales a sus anchas, sin tener que huir ni esquivar coches ni gente por doquier.

256. Charadrius alexandrinus

Decidimos marcharnos al Migjorn, donde nos han informado que se están viendo algún correlimos de Temminck, para probar suerte. Sin embargo, cuando llegamos a los arrozales que supuestamente debían estar encharcados y visitados por bastantes limícolas nos encontramos con campos secos y sin aves. Un poco decepcionados, pues nos habían dicho que estas aves llevaban en el lugar varios días, nos dirigimos a echar una mirada a los campos de cultivo de césped que hay cerca. Se ven algunas aves alimentándose por aquí, así que decidimos parar a mirar con atención: combatientes, chorlitejos grandes, avefrías, estorninos y… dos limícolas pardo clarito y patas amarillas que yo conozco bien, no porque los haya visto con anterioridad (de hecho jamás antes los había visto), sino por haber estudiado decenas de citas para el Comité de Rarezas: 2 correlimos canelos, especie siberiana que muy de vez en cuando aparece por la Península Ibérica… y entre dientes, pero sin poder contener el entusiasmo digo: “¡Bimbo!”

257. Tryngites subruficollis

Aviso inmediatamente a Ricard Gutiérrez por whatsapp que enseguida me confirma que ya se habían visto la tarde anterior… ¡Vaya hombre! Me hubiera hecho ilusión ser el finder, pero por poco. Después de un rato disfrutando de ellos avisamos también a Jordi Martí, amigo y guarda en el Delta.

BigYear097

Hace años visitando el Delta recuerdo que afronté la caminata de la playa de los Alfacs y me pareció el lugar más recóndito de la Tierra, rodeado de mar, aves y soledad. Me encontré a un pajarero belga que dió la casualidad que conocía a un amigo mío de allá y me pareció de lo más inverosímil, allá, en el confín del mundo. Ahora a Jordi le toca pasarse horas y horas en ese lugar, en una casetilla, vigilando y haciendo seguimientos de las aves… es casi como la vida de un ermitaño… y eso me hace pensar. A los que nos dedicamos a las horas ¡cuántas horas de trabajo solitario habremos pasado! Incontables… Como decía una amiga mía: “Jo, los pajareros tenéis que tener una gran vida interior”… Jajaja…

Nos acercamos a visitarle y después de un rato charlando sobre la observación damos una vuelta juntos con tal suerte que añado algunas especies más:

258. Sterna hirundo
259. Calidris ferruginea
260. Calidris minuta

Falló el ostrero, que aún andaba buscándolo yo. Jordi me dijo que se habían visto por la zona algunos, fuimos a alguno de los puntos clave, pero no hubo suerte. Sin embargo sí que pudimos observar un águila pescadora, flamencos, las primeras espátulas de la temporada en el Delta y mucho más. Muchas gracias Jordi…

BigYear098Desde luego el correlimos canelo se convirtió hoy en el pájaro del día, no hace falta explicar los motivos ¿verdad? Y es que era una de esas rarezas relativamente “comunes” que se me había venido escapando en varias ocasiones.

The Big Year 2013: Algunos invernantes escasos

24 enero
Quedan 341 días

Lleva dos días haciendo un viento huracanado. Ayer me acerqué al delta y desde mi coche veía como los pájaros volaban para atrás, incapaces de lugar contra el fortísimo viento que imagino alcanzó rachas de más de 100 kilómetros por hora o casi. Tras una prueba en la que trato de sujetar mis binoculares frente a mis ojos desisto y me retiro.

Garcillas luchando contra el viento…

Pero hoy vuelvo a intentarlo. Parece que hace menos viento, aunque todavía sopla con fuerza. Las aves, garcetas, garcillas, fochas, patos… se refugian detrás de las motas de los arrozales, esperando con paciencia a que la situación mejore. Voy hasta el ‘tarabilla patch’, pero no la encuentro en dicho lugar. No ayudan el viento ni la presencia de un cazador con su perro. Decido darme un paseo por los campos por si alguna agachadiza chica (especie que nunca antes he visto) decidiera salir volando a mi paso, pero sólo lo hace su prima la agachadiza común. Eso si, el paseíto es premiado con un cráneo perfectamente limpio de lo que parece ser una garceta común y que con sumo cuidado recojo para añadir a mi colección en casa.

Decido marcharme a Riet Vell, que siempre da bonitas sorpresas. Además, la idea de poder estar a refugio del viento en un observatorio resulta más que atractiva. Y efectivamente, aquí añado un par de especies algo inesperadas, pues resultan ser aves invernantes muy escasas en la zona:

131. Himantopus himantopus
132. Upupa epops

Me quedo alucinado por la desbordante abundancia de calamón común, seguramente centenares de ellos. Aún recuerdo cuando en los 80 se hablaba de esta especie como un ave en peligro de extinción en este pais, y sin embargo ahora es muy común en determinadas zonas mediterráneas de la península. Algunos ejemplares se encontraban realmente cerca del observatorio, así que dedico unos minutos a tomar imágenes mediante el iPhonescoping, y hay que decir que no quedaron nada mal para estar hechas a pulso.

Calamón común en Riet Vell (iPhonescoping).

La siguiente parada es la Illa d’Buda, donde el fuerte viento me obliga a pajarear desde el coche. Bajo brevemente donde la torre de observación y me acerco a la playa para mirar hacia el mar. En poco tiempo añado tres nuevas especies que también suelen ser invernantes escasos ¡no está mal!

133. Ardeola ralloides
134. Sterna sandvicensis
135. Melanitta nigra

Para acabar vuelvo a la zona de Goleró, donde ya estuve hace dos días. En los arrozales se alimentan avefrías europeas, correlimos comunes, archibebes comunes y otros limícolas. En la zona exterior hay compactas balsas de fochas comunes (trato de discernir si hay alguna focha cornuda entre ellas, pero con el viento y el oleaje que hay resulta imposible) y un nutrido grupo de flamencos que tratan de resistir al viento formando una masa rosa y blanca. Los que están a sotavento bajan el cuello hasta casi tocar el agua con sus cabezas, mientras que los que les he tocado a barlovento hacen lo que pueden por no perder el equilibrio. Hay muchos ejemplares jóvenes en este grupo que se entremezclan con los adultos en una proporción de casi el 50%. Cuando ya pensaba que el tema se acababa llega la sorpresa del fin de jornada, una pagaza piquirroja.

136. Hydroprogne caspia

La pagaza piquirroja me dió la sorpresa de aparecer en el último momento de mi jornada y siempre fue un ave que me gustó.

The Big Year 2013: Tranquilidad absoluta

22 enero
Quedan 343 días

Hace un día luminoso y en calma y… estoy en el Delta del Ebro. Conozco bastante bien el delta, pues son ya muchos años viniendo a pajarear, pero creo que casi nunca (o quizás nunca) vine en invierno, así que esta oportunidad me despierta la curiosidad sobre las aves que podré encontrar. Lo que si sé es que reciéntemente se ha visto una tarabilla siberiana por la zona, así que decido poner rumbo al lugar donde ha sido avistada esperando poder encontrarla. Soy consciente de que en los días siguientes se anuncian fuertes vientos y ello podría hacer que este pájaro decidiera abandonar el lugar, así que he de aprovechar las buenas condiciones que hay hoy para intentar verlo.

Por el camino múltiples aves van cruzándose con mi mirada, están en los arrozales o vuelan sobre la carretera. Incluso así logro sumar alguna especie a mi lista:

117. Vanellus vanellus
118. Egretta alba

Antes de llegar al lugar donde se ha visto la tarabilla hago una breve parada en el mirador de la Tancada, donde es fácil su,ar algunas especies más:

119. Phoenicopterus roseus
120. Netta rufina
121. Podiceps cristatus

Los flamencos forman un grupo bastante compacto y se encuentran reunidos en la orilla más cercana a la carretera, por lo que su cercanía me permite una visión excepcional de sus rosados plumajes, más intensos que nunca en esta época del año.

En este dibujo del ambiente vivido en el ‘tarabilla patch’ se han representado unas cuantas de las especies que estaban presentes… pero una se ha colado: os invito a que me hagáis comentarios indicando cuál es…

Poco después llego al ‘tarabilla patch’ y salgo del coche bien atento. Hay varios paseriformes por la zona: bisbitas pratenses, escribanos palustres, lavanderas blancas, cistícolas buitrones y… tarabillas, pero las que voy viendo no son la siberiana. Después de un ratito mirando diversos pájaros por fin pongo mi atención sobre una tarabilla que evidentemente es muy diferente a las demás: manchas blancas del cuello muy evidentes y que alcanzan la nuca, pecho anaranjado con la parte baja y vientre blancos puros y un obispillo marcadamente blanco. Vuela de un lado para otro posándose nerviosa en carrizos o ramitas de la zona. La fotografío mediante iPhonescoping a pulso y después de unos 20 minutos ya la pierdo de vista, con lo que decido marcharme.

122. Emberiza schoeniclus
123. Saxicola maurus variegatus
124. Luscinia svecica

Continué la jornada recorriendo la barra del Trabucador y caminando por la playa hasta el observatorio de la Península de los Alfacs. La calma es absoluta y me entrego a un pajareo relajado que me llena de paz. Curiosamente y en consonancia con mis sensaciones alguien ha escrito en el observatorio: “En lugares como este uno se encuentra a si mismo”… y es que parece que no he sido el primero en sentirme así aquí. Paso un buen rato mirando hacia las salinas, hacia la playa, hacia el mar… Escruto con atención los flamencos que quedan a la vista, hace pocos días han visto por aquí un flamenco enano, pero mis repetidos barridos de telescopio no dan resultado, salvo que descubro unos bandos de avocetas impresionantes, de varios centenares de ejemplares, seguramente los mayores que he visto jamás. Además sumo especies emblemáticas de la zona, como son la gaviota picofina y la gaviota de Audouin.

Paseando por la Punta de la Banya en buena compañía (¿Quién me dice lo que son?).

125. Chroicocephalus genei
126. Calidris alba
127. Larus audouinii

Mi amigo Ricard me llama diciéndome que está camino del delta y que podemos vernos un rato, así que me dirijo al punto de encuentro, el Goleró, donde nos dedicamos a pajarear durante un rato… y de paso a hablar de asuntos varios. El agua está alta y deja lejos a los limícolas, pero vamos descubriendo algunas aves interesantes gracias a los telescopios. Alguna especie más va quedando anotada en mi cuaderno:

128. Plegadis falcinellus
129. Chlydonias hybridus
130. Porphyrio porphyrio

No cabe duda que el pájaro de hoy es la tarabilla siberiana. Debo hacer aquí alguna aclaración: Cuando realicé la observación envié una de las fotos a Ricard para agradecerle sus indicaciones. La foto ha trascendido en los medios sociales y agúdamente alguien indicó que quizás el ave de la foto no era la tarabilla siberiana. Mirando con detalle dicha foto veo que, efectivamente, el pájaro de la imagen presenta una cola/obispillo que parece no corresponderse con Saxicola maurus variegatus (ni siquiera con otras subespecies de S. maurus). Estoy bien seguro de que vi a la tarabilla siberiana en cuestión, pero esto se explica con que no fotografié al pájaro correcto, sino a otro de los varios que estaban cerca del pájaro buscado (¡y encontrado!). Mis disculpas desde aquí si me precipité en mandar la foto sin hacer las comprobaciones oportunas, pero es que incluso después de más de 30 años observando aves hay momentos en los que puedes cometer este tipo de errores. Afortunadamente vi muy bien a la siberiana antes de tomar las fotos y tomé una serie de notas inequívocas que apoyarán mi descripción para el CR.