Archive | Pelágicas RSS for this section

The Big Year 2013: Un payaso marino

3 noviembre

Quedan 58 días

El aspecto que presenta hoy el mar es más atractivo que el de ayer, el temporal ha arreciado y promete más aves que ayer. Mucha gente no entiende que a los pajareros nos guste tanto salir al campo cuando hace un tiempo tan desapacible, pero si sintieran la misma satisfacción que nosotros al ver los premios que trae no pensarían igual. Además, en las tormentas y temporales hay algo eléctrico, energético que, por lo menos a mi, me carga las pilas… es como si los fuertes vientos se llevaran lejos las preocupaciones del día a día y renovara mi espíritu.

La preceptiva parada en el puerto de Hondarribia revela un págalo pomarino volando cerca de la costa ¿Puede ser síntoma de un día de seawatching tan fascinante como el 29 de octubre? Aquel día hubo un fuerte paso de alcatraces atlánticos, pardelas baleares, negrones comunes, diversas especies de gaviotas… pero lo que verdaderamente destacó sobre la normalidad fueron los 53 págalos grandes, 10 págalos pomarinos, 2 págalos parásitos y 3 págalos raberos: ¡el póker de págalos! Sé que en otros cabos del Cantábrico esto no sería tan excepcional, pero hay que recordar que Higer se encuentra en el último rincón del Golfo de Bizkaia que se evita en buena parte por las rutas migratorias ya que éstas acortan por alta mar. De hecho, que yo sepa esta es la primera vez que se registran las cuatro especies de págalos en una misma jornada de observación.

BigYear127Permanezco durante una hora en el cabo; el paso es bueno, con unos 300 alcatraces/hora y hasta 35 págalos grandes y 4 pomarinos. Pasan también pardelas sombrías y baleares, algunas gaviotas tridáctilas y enanas, entre otros. Pero dedico una especial atención a los álcidos, ya que hasta ahora sólo he sumado alca y arao. Y mi esfuerzo tiene premio: cuento hasta ¡8 frailecillos!

293. Fratercula arctica

Esta ave marina siembra simpatías por su peculiar aspecto, con ese pico tan colorido que podría recordarnos al maquillaje de un payaso. En invierno presentan unas tonalidades más discretas, que es lo que yo aprecio hoy a pesar de la distancia.

Después el invierno se reveló muy duro con estas aves, muchas murieron por los fuertes temporales que se han ido sucediendo entre diciembre y febrero.

BigYear128

Recuerdo que de crío tenía un libro de fauna marina y mi ave favorita era, sin duda, el frailecillo atlántico.