Birding en Miami

Nature_is_awesome_2

En mi vuelta desde Costa Rica hago una corta escala en Miami que aprovecho para pajarear en la zona. Nunca antes he estado en Florida y recurro a los servicios de Angel y Mariel Abreu, de Nature Is Awesome, para que me guíen en busca de las aves de la zona.

Angel y Mariel son dos excelentes guías locales que me acogieron con mucho cariño y que se esforzaron para poder encontrar las especies que buscábamos en nuestra visita a los Everglades. Encontramos algunas de ellas como el White Pelican, Brown Thrasher y sobre todo el Snail Kite, pero otras no quisieron aparecer, quizás porque el tiempo reinante fue extraño para la zona, con frentes fríos desde el oeste.

Desde aquí mi agradecimiento a estos nuevos amigos.

In my way back from Costa Rica I made a short stop in Miami for some birdwatching. It was my first time in Florida and I met Angel and Mariel Abreu, from Nature Is Awesome, that guided me in this ocassion in search for some birds.

Angel and Mariel are two excellent local guides that made a great work to find the birds we were looking for in the Everglades. We found some of them like the White Pelikan, the Brown Thrasher and even the Snail Kite, but some of them didn’t appear, possibly because of the weather (rainy fronts from the West).

Thank you so much to these new friends.

Great_Blue_Heron

Great Blue Heron

Anhinga

Anhinga

White_Ibis

White Ibis

Little_Blue_Heron

Little Blue Heron

Nature_is_awesome_1

With Mariel and Angel at the Everglades

Las aves de Costa Rica (Enero 2015)

quetzal

Resplendent Quetzal

En mi viaje a Costa Rica el pasado enero junto con Yeray Seminario pudimos observar un buen número de especies de aves. He recibido varias consultas para conocer qué especies encontramos durante estos 15 días en dicho país centroamericano así que he preparado esta entrada con la lista completa de aves detectadas. Por falta de tiempo no incluyo los nombres en castellano, así que la lista va con nombres inglés y científico.

In my trip to Costa Rica last January with Yeray Seminario we could find many bird species. I had messages of many people that wanted to know which species we saw during these 15 days in Central America, so here is the complete list. I don’t include the Spanish Names of the birds due to lack of time, so the list just includes the English and Scientific names.

violet_headed_hummingbird

Violet-headed Hummingbird

1) Great Tinamou – Tinamus major
2) Little Tinamou – Crypturellus soui
3) Slaty-breasted Tinamou – Crypturellus boucardi
4) Black-bellied Whistling-Duck – Dendrocygna autumnalis
5) Muscovy Duck – Cairina moschata
6) Blue-winged Teal – Anas discors
7) Grey-headed Chachalaca – Ortalis cinereiceps
8) Crested Guan – Penelope purpurascens
9) Black Guan – Chamaepetes unicolor
10) Great Curassow – Crax rubra
11) Spotted Wood-Quail – Odontophorus guttatus
12) Wood Stork – Mycteria americana
13) Magnificent Frigatebird – Fregata magnificens
14) Neotropic Cormorant – Phalacrocorax brasilianus
15) Anhinga – Anhinga anhinga
16) Brown Pelican – Pelecanus occidentalis
17) Bare-throated Tiger-Heron – Tigrisoma mexicanum
18) Great Blue Heron – Ardea herodias
19) Great Egret – Ardea alba
20) Snowy Egret – Egretta thula
21) Little Blue Heron – Egretta caerulea
22) Tricolored Heron – Egretta tricolor
23) Cattle Egret – Bubulcus ibis
24) Green Heron – Butorides virescens
25) Yellow-crowned Night-Heron – Nyctanassa violacea
26) White Ibis – Eudocimus albus
27) Roseate Spoonbill – Platalea ajaja
28) American Black Vulture – Coragyps atratus
29) Turkey Vulture – Cathartes aura
30) King Vulture – Sarcoramphus papa
31) Osprey – Pandion haliaetus
32) White-tailed Kite – Elanus leucurus
33) Ornate Hawk-Eagle – Spizaetus ornatus
34) Common Black Hawk – Buteogallus anthracinus
35) Great Black Hawk – Buteogallus urubitinga
36) Harris’s Hawk – Parabuteo unicinctus
37) White Hawk – Pseudastur albicollis
38) Grey Hawk – Buteo plagiatus
39) Grey-lined Hawk – Buteo nitidus
40) Short-tailed Hawk – Buteo brachyurus
41) Zone-tailed Hawk – Buteo albonotatus
42) Red-tailed Hawk – Buteo jamaicensis
43) White-throated Crake – Laterallus albigularis
44) Purple Gallinule – Porphyrio martinicus
45) Sungrebe – Heliornis fulica
46) Black-necked Stilt – Himantopus mexicanus
47) Grey Plover – Pluvialis squatarola
48) American Golden-Plover – Pluvialis dominica
49) Wilson’s Plover – Charadrius wilsonia
50) Semipalmated Plover – Charadrius semipalmatus
51) Northern Jacana – Jacana spinosa
52) Spotted Sandpiper – Actitis macularius
53) Greater Yellowlegs – Tringa melanoleuca
54) Willet – Tringa semipalmata
55) Whimbrel – Numenius phaeopus
56) Long-billed Curlew – Numenius americanus
57) Marbled Godwit – Limosa fedoa
58) Ruddy Turnstone – Arenaria interpres
59) Red Knot – Calidris canutus
60) Sanderling – Calidris alba
61) Baird’s Sandpiper – Calidris bairdii
62) Least Sandpiper – Calidris minutilla
63) Western Sandpiper – Calidris mauri
64) Short-billed Dowitcher – Limnodromus griseus
65) Laughing Gull – Leucophaeus atricilla
66) Franklin’s Gull – Leucophaeus pipixcan
67) Caspian Tern – Hydroprogne caspia
68) Royal Tern – Thalasseus maximus
69) Rock Dove – Columba livia
70) Pale-vented Pigeon – Patagioenas cayennensis
71) Red-billed Pigeon – Patagioenas flavirostris
72) Band-tailed Pigeon – Patagioenas fasciata
73) Short-billed Pigeon – Patagioenas nigrirostris
74) Inca Dove – Columbina inca
75) Common Ground-Dove – Columbina passerina
76) Ruddy Ground-Dove – Columbina talpacoti
77) Ruddy Quail-Dove – Geotrygon montana
78) Olive-backed Quail-Dove – Leptotrygon veraguensis
79) White-tipped Dove – Leptotila verreauxi
80) Grey-chested Dove – Leptotila cassinii
81) White-winged Dove – Zenaida asiática
82) Squirrel Cuckoo – Piaya cayana
83) Groove-billed Ani – Crotophaga sulcirostris
84) Vermiculated Screech-Owl – Megascops guatemalae
85) Spectacled Owl – Pulsatrix perspicillata
86) Ferruginous Pygmy-Owl – Glaucidium brasilianum
87) Mottled Owl – Ciccaba virgata
88) Lesser Nighthawk – Chordeiles acutipennis
89) Short-tailed Nighthawk – Lurocalis semitorquatus
90) Common Pauraque – Nyctidromus albicollis
91) Chuck-will’s-widow – Antrostomus carolinensis
92) Dusky Nightjar – Antrostomus saturatus
93) Great Potoo – Nyctibius grandis
94) Chestnut-collared Swift – Streptoprocne rutila
95) White-collared Swift – Streptoprocne zonaris
96) Vaux’s Swift – Chaetura vauxi
97) Costa Rican Swift – Chaetura fumosa
98) Grey-rumped Swift – Chaetura cinereiventris
99) Lesser Swallow-tailed Swift – Panyptila cayennensis
100) White-necked Jacobin – Florisuga mellivora
101) Green Hermit – Phaethornis guy
102) Long-billed Hermit – Phaethornis longirostris
103) Stripe-throated Hermit – Phaethornis striigularis
104) Green-fronted Lancebill – Doryfera ludovicae
105) Green Violetear – Colibri thalassinus
106) Purple-crowned Fairy – Heliothryx barroti
107) Green-breasted Mango – Anthracothorax prevostii
108) Green Thorntail – Discosura conversii
109) White-crested Coquette – Lophornis adorabilis
110) Green-crowned Brilliant – Heliodoxa jacula
111) Magnificent Hummingbird – Eugenes fulgens
112) Fiery-throated Hummingbird – Panterpe insignis
113) Purple-throated Mountain-gem – Lampornis calolaemus
114) White-throated Mountain-gem – Lampornis castaneoventris
115) Magenta-throated Woodstar – Calliphlox bryantae
116) Ruby-throated Hummingbird – Archilochus colubris
117) Volcano Hummingbird – Selasphorus flammula
118) Canivet’s Emerald – Chlorostilbon canivetii
119) Violet-headed Hummingbird – Klais guimeti
120) Scaly-breasted Hummingbird – Phaeochroa cuvierii
121) Violet Sabrewing – Campylopterus hemileucurus
122) Stripe-tailed Hummingbird – Eupherusa eximia
123) Coppery-headed Emerald – Elvira cupreiceps
124) Steely-vented Hummingbird – Amazilia saucerrottei
125) Rufous-tailed Hummingbird – Amazilia tzacatl
126) Cinnamon Hummingbird – Amazilia rutila
127) Blue-throated Goldentail – Hylocharis eliciae
128) Resplendent Quetzal – Pharomachrus mocinno
129) Slaty-tailed Trogon – Trogon massena
130) Gartered Trogon – Trogon caligatus
131) Black-throated Trogon – Trogon rufus
132) Blue-crowned Motmot – Momotus coeruliceps
133) Rufous Motmot – Baryphthengus martii
134) Keel-billed Motmot – Electron carinatum
135) Broad-billed Motmot – Electron platyrhynchum
136) Turquoise-browed Motmot – Eumomota superciliosa
137) Ringed Kingfisher – Megaceryle torquata
138) Amazon Kingfisher – Chloroceryle amazona
139) Green Kingfisher – Chloroceryle americana
140) White-whiskered Puffbird – Malacoptila panamensis
141) White-fronted Nunbird – Monasa morphoeus
142) Rufous-tailed Jacamar – Galbula ruficauda
143) Prong-billed Barbet – Semnornis frantzii
144) Emerald Toucanet – Aulacorhynchus prasinus
145) Collared Aracari – Pteroglossus torquatus
146) Fiery-billed Aracari – Pteroglossus frantzii
147) Black-mandibled Toucan – Ramphastos ambiguus
148) Keel-billed Toucan – Ramphastos sulfuratus
149) Acorn Woodpecker – Melanerpes formicivorus
150) Black-cheeked Woodpecker – Melanerpes pucherani
151) Red-crowned Woodpecker – Melanerpes rubricapillus
152) Hoffmann’s Woodpecker – Melanerpes hoffmannii
153) Hairy Woodpecker – Picoides villosus
154) Rufous-winged Woodpecker – Piculus simplex
155) Cinnamon Woodpecker – Celeus loricatus
156) Chestnut-colored Woodpecker – Celeus castaneus
157) Lineated Woodpecker – Dryocopus lineatus
158) Pale-billed Woodpecker – Campephilus guatemalensis
159) Collared Forest-Falcon – Micrastur semitorquatus
160) Crested Caracara – Caracara cheriway
161) Yellow-headed Caracara – Milvago chimachima
162) Laughing Falcon – Herpetotheres cachinnans
163) Peregrine Falcon – Falco peregrinus
164) Red-fronted Parrotlet – Touit costaricensis
165) Orange-chinned Parakeet – Brotogeris jugularis
166) Brown-hooded Parrot – Pyrilia haematotis
167) White-crowned Parrot – Pionus senilis
168) Red-lored Parrot – Amazona autumnalis
169) White-fronted Parrot – Amazona albifrons
170) Mealy Parrot – Amazona farinosa
171) Sulphur-winged Parakeet – Pyrrhura hoffmanni
172) Olive-throated Parakeet – Eupsittula nana
173) Orange-fronted Parakeet – Eupsittula canicularis
174) Great Green Macaw – Ara ambiguus
175) Scarlet Macaw – Ara macao
176) Fasciated Antshrike – Cymbilaimus lineatus
177) Great Antshrike – Taraba major
178) Barred Antshrike – Thamnophilus doliatus
179) Black-hooded Antshrike – Thamnophilus bridgesi
180) Russet Antshrike – Thamnistes anabatinus
181) Plain Antvireo – Dysithamnus mentalis
182) Dot-winged Antwren – Microrhopias quixensis
183) Dusky Antbird – Cercomacra tyrannina
184) Bare-crowned Antbird – Gymnocichla nudiceps
185) Chestnut-backed Antbird – Myrmeciza exsul
186) Bicolored Antbird – Gymnopithys bicolor
187) Spotted Antbird – Hylophylax naevioides
188) Thicket Antpitta – Hylopezus dives
189) Black-faced Antthrush – Formicarius analis
190) Tawny-winged Woodcreeper – Dendrocincla anabatina
191) Plain-brown Woodcreeper – Dendrocincla fuliginosa
192) Wedge-billed Woodcreeper – Glyphorynchus spirurus
193) Northern Barred-Woodcreeper – Dendrocolaptes sanctithomae
194) Cocoa Woodcreeper – Xiphorhynchus susurrans
195) Spotted Woodcreeper – Xiphorhynchus erythropygius
196) Streak-headed Woodcreeper – Lepidocolaptes souleyetii
197) Plain Xenops – Xenops minutus
198) Buffy Tuftedcheek – Pseudocolaptes lawrencii
199) Lineated Foliage-gleaner – Syndactyla subalaris
200) Streak-breasted Treehunter – Thripadectes rufobrunneus
201) Buff-throated Foliage-gleaner – Automolus ochrolaemus
202) Spotted Barbtail – Premnoplex brunnescens
203) Ruddy Treerunner – Margarornis rubiginosus
204) Red-faced Spinetail – Cranioleuca erythrops
205) Yellow-bellied Elaenia – Elaenia flavogaster
206) Mountain Elaenia – Elaenia frantzii
207) Torrent Tyrannulet – Serpophaga cinerea
208) Ochre-bellied Flycatcher – Mionectes oleagineus
209) Paltry Tyrannulet – Zimmerius vilissimus
210) Scale-crested Pygmy-Tyrant – Lophotriccus pileatus
211) Northern Bentbill – Oncostoma cinereigulare
212) Common Tody-Flycatcher – Todirostrum cinereum
213) Black-headed Tody-Flycatcher – Todirostrum nigriceps
214) Eye-ringed Flatbill – Rhynchocyclus brevirostris
215) Yellow-olive Flycatcher – Tolmomyias sulphurescens
216) Yellow-margined Flycatcher – Tolmomyias assimilis
217) Sulphur-rumped Flycatcher – Myiobius sulphureipygius
218) Tufted Flycatcher – Mitrephanes phaeocercus
219) Ochraceous Pewee – Contopus ochraceus
220) Tropical Pewee – Contopus cinereus
221) Yellow-bellied Flycatcher – Empidonax flaviventris
222) Yellowish Flycatcher – Empidonax flavescens
223) Black-capped Flycatcher – Empidonax atriceps
224) Black Phoebe – Sayornis nigricans
225) Long-tailed Tyrant – Colonia colonus
226) Bright-rumped Attila – Attila spadiceus
227) Rufous Mourner – Rhytipterna holerythra
228) Dusky-capped Flycatcher – Myiarchus tuberculifer
229) Great Kiskadee – Pitangus sulphuratus
230) Boat-billed Flycatcher – Megarynchus pitangua
231) Social Flycatcher – Myiozetetes similis
232) Grey-capped Flycatcher – Myiozetetes granadensis
233) White-ringed Flycatcher – Conopias albovittatus
234) Golden-bellied Flycatcher – Myiodynastes hemichrysus
235) Tropical Kingbird – Tyrannus melancholicus
236) Scissor-tailed Flycatcher – Tyrannus forficatus
237) Purple-throated Fruitcrow – Querula purpurata
238) Snowy Cotinga – Carpodectes nitidus
239) Long-tailed Manakin – Chiroxiphia linearis
240) White-ruffed Manakin – Corapipo altera
241) Blue-crowned Manakin – Lepidothrix coronat
242) White-collared Manakin – Manacus candei
243) Orange-collared Manakin – Manacus aurantiacus
244) Masked Tityra – Tityra semifasciata
245) Barred Becard – Pachyramphus versicolor
246) Cinnamon Becard – Pachyramphus cinnamomeus
247) Rose-throated Becard – Pachyramphus aglaiae
248) Yellow-throated Vireo – Vireo flavifrons
249) Yellow-winged Vireo – Vireo carmioli
250) Brown-capped Vireo – Vireo leucophrys
251) Philadelphia Vireo – Vireo philadelphicus
252) Yellow-green Vireo – Vireo flavoviridis
253) Lesser Greenlet – Hylophilus decurtatus
254) White-throated Magpie-Jay – Calocitta formosa
255) Brown Jay – Psilorhinus morio
256) Blue-and-white Swallow – Pygochelidon cyanoleuca
257) Northern Rough-winged Swallow – Stelgidopteryx serripennis
258) Southern Rough-winged Swallow – Stelgidopteryx ruficollis
259) Purple Martin – Progne subis
260) Grey-breasted Martin – Progne chalybea
261) Mangrove Swallow – Tachycineta albilinea
262) Barn Swallow – Hirundo rustica
263) Nightingale Wren – Microcerculus philomela
264) House Wren – Troglodytes aedon
265) Ochraceous Wren – Troglodytes ochraceus
266) Band-backed Wren – Campylorhynchus zonatus
267) Rufous-naped Wren – Campylorhynchus rufinucha
268) Rufous-breasted Wren – Pheugopedius rutilus
269) Rufous-and-white Wren – Thryophilus rufalbus
270) Stripe-breasted Wren – Cantorchilus thoracicus
271) Plain Wren – Cantorchilus modestus
272) Riverside Wren – Cantorchilus semibadius
273) Bay Wren – Cantorchilus nigricapillus
274) White-breasted Wood-Wren – Henicorhina leucosticta
275) Grey-breasted Wood-Wren – Henicorhina leucophrys
276) Long-billed Gnatwren – Ramphocaenus melanurus
277) American Dipper – Cinclus mexicanus
278) Black-faced Solitaire – Myadestes melanops
279) Black-billed Nightingale-Thrush – Catharus gracilirostris
280) Slaty-backed Nightingale-Thrush – Catharus fuscater
281) Ruddy-capped Nightingale-Thrush – Catharus frantzii
282) Swainson’s Thrush – Catharus ustulatus
283) Wood Thrush – Hylocichla mustelina
284) Sooty Thrush – Turdus nigrescens
285) Mountain Thrush – Turdus plebejus
286) Clay-colored Thrush – Turdus grayi
287) White-throated Thrush – Turdus assimilis
288) Black-and-yellow Silky-flycatcher – Phainoptila melanoxantha
289) Long-tailed Silky-flycatcher – Ptiliogonys caudatus
290) Louisiana Waterthrush – Parkesia motacilla
291) Northern Waterthrush – Parkesia noveboracensis
292) Golden-winged Warbler – Vermivora chrysoptera
293) Black-and-white Warbler – Mniotilta varia
294) Prothonotary Warbler – Protonotaria citrea
295) Flame-throated Warbler – Oreothlypis gutturalis
296) Tennessee Warbler – Oreothlypis peregrina
297) Mourning Warbler – Geothlypis philadelphia
298) Kentucky Warbler – Geothlypis formosa
299) Hooded Warbler – Setophaga citrina
300) Tropical Parula – Setophaga pitiayumi
301) Yellow Warbler – Setophaga petechia
302) Chestnut-sided Warbler – Setophaga pensylvanica
303) Black-throated Green Warbler – Setophaga virens
304) Rufous-capped Warbler – Basileuterus rufifrons
305) Black-cheeked Warbler – Basileuterus melanogenys
306) Golden-crowned Warbler – Basileuterus culicivorus
307) Three-striped Warbler – Basileuterus tristriatus
308) Buff-rumped Warbler – Myiothlypis fulvicauda
309) Wilson’s Warbler – Cardellina pusilla
310) Slate-throated Redstart – Myioborus miniatus
311) Collared Redstart – Myioborus torquatus
312) Grey-headed Tanager – Eucometis penicillata
313) White-shouldered Tanager – Tachyphonus luctuosus
314) White-lined Tanager – Tachyphonus rufus
315) Crimson-collared Tanager – Ramphocelus sanguinolentus
316) Passerini’s Tanager – Ramphocelus passerinii
317) Cherrie’s Tanager – Ramphocelus costaricensis
318) Blue-grey Tanager – Thraupis episcopus
319) Palm Tanager – Thraupis palmarum
320) Golden-hooded Tanager – Tangara larvata
321) Speckled Tanager – Tangara guttata
322) Spangle-cheeked Tanager – Tangara dowii
323) Plain-colored Tanager – Tangara inornata
324) Bay-headed Tanager – Tangara gyrola
325) Silver-throated Tanager – Tangara icterocephala
326) Blue Dacnis – Dacnis cayana
327) Red-legged Honeycreeper – Cyanerpes cyaneus
328) Green Honeycreeper – Chlorophanes spiza
329) Slaty Flowerpiercer – Diglossa plumbea
330) Blue-black Grassquit – Volatinia jacarina
331) Thick-billed Seed-Finch – Sporophila funerea
332) Variable Seedeater – Sporophila corvina
333) White-collared Seedeater – Sporophila torqueola
334) Bananaquit – Coereba flaveola
335) Yellow-faced Grassquit – Tiaris olivaceus
336) Buff-throated Saltator – Saltator maximus
337) Black-headed Saltator – Saltator atriceps
338) Greyish Saltator – Saltator coerulescens
339) Yellow-thighed Finch – Pselliophorus tibialis
340) Large-footed Finch – Pezopetes capitalis
341) Chestnut-capped Brush-Finch – Arremon brunneinucha
342) Orange-billed Sparrow – Arremon aurantiirostris
343) Black-striped Sparrow – Arremonops conirostris
344) Stripe-headed Sparrow – Peucaea ruficauda
345) Rufous-collared Sparrow – Zonotrichia capensis
346) Volcano Junco – Junco vulcani
347) Common Chlorospingus – Chlorospingus flavopectus
348) Sooty-capped Chlorospingus – Chlorospingus pileatus
349) Hepatic Tanager – Piranga flava
350) Summer Tanager – Piranga rubra
351) White-winged Tanager – Piranga leucoptera
352) Red-throated Ant-Tanager – Habia fuscicauda
353) Carmiol’s Tanager – Chlorothraupis carmioli
354) Black-faced Grosbeak – Caryothraustes poliogaster
355) Black-thighed Grosbeak – Pheucticus tibialis
356) Rose-breasted Grosbeak – Pheucticus ludovicianus
357) Blue-black Grosbeak – Cyanocompsa cyanoides
358) Indigo Bunting – Passerina cyanea
359) Painted Bunting – Passerina ciris
360) Red-winged Blackbird – Agelaius phoeniceus
361) Eastern Meadowlark – Sturnella magna
362) Red-breasted Blackbird – Sturnella militaris
363) Melodious Blackbird – Dives dives
364) Great-tailed Grackle – Quiscalus mexicanus
365) Black-cowled Oriole – Icterus prosthemelas
366) Orchard Oriole – Icterus spurius
367) Baltimore Oriole – Icterus galbula
368) Yellow-billed Cacique – Amblycercus holosericeus
369) Scarlet-rumped Cacique – Cacicus uropygialis
370) Montezuma Oropendola – Psarocolius montezuma
371) Scrub Euphonia – Euphonia affinis
372) Yellow-throated Euphonia – Euphonia hirundinacea
373) Elegant Euphonia – Euphonia elegantissima
374) Spot-crowned Euphonia – Euphonia imitans
375) Olive-backed Euphonia – Euphonia gouldi
376) Yellow-bellied Siskin – Spinus xanthogastrus
377) House Sparrow – Passer domesticus

aracari

Collared Araçari

pale_billed_woodpecker

Pale-billed Woodpecker

turkey_vulture

Turkey Vulture

franklin's_gull

Franklin’s Gull

black_guan

Black Guan

scissor_tailed_flycatcher

Scissor-tailed Flycatcher

rufous_naped_wren

Rufous-naped Wren

Costa Rica: Paraiso de pajareo (2ª parte) – Enero 2015

IMG_2709

Un pájaro común en varios lugares de Costa Rica es el tangara azuleja (Thraupis episcopus)… este fue retratado en el comedero de un restaurante de carretera.

Reservas de Monteverde y Santa Elena

Monteverde nos recibió con viento y lluvia. Malas condiciones que afectaron a la observación y que creemos, hizo que este interesante lugar no diera de si todo lo que podría. No obstante la estancia aquí no fue en ningún modo mala y pudimos recorrer varios senderos en las reservas de Monteverde y, la menos conocida, Santa Elena. Los bosques nubosos reinantes aquí son también de enorme belleza y su fama se extendido merecidamente siendo uno de los lugares más turísticos que visitamos en el viaje. Así, conforme uno se acerca a la entrada de las reservas un despropósito de parques de aventura, tirolinas, quads, canopy trails invaden cada esquina, lo que a priori te deja un poco en shock. Son empresas que operan en el entorno de las reservas y cuyo influjo no se traduce en éstas, lo que es de agradecer.

A la entrada de la reserva de Monteverde se pueden encontrar unos comederos para colibríes que hacen las delicias de cualquiera que se pare a contemplarlos. Entre los que acudían a estos comederos estaban el colibrí morado (Campylopterus hemileucurus), colibrí colirrayado (Eupherusa eximia), colibrí gorjipúrpura (Lapornis coloaemus), o el colibrí magenta (Calliphlox bryantae).

Ya en los paseos hallamos algunas especies interesantes como el cabezón cocora (Semnornis frantzii), curutié carirrojo (Cranioleuca erythrops), mosquero amarillento (Empidonax flavescens), zorzalito sombrío (Catharus fuscater), reinita cabecilistada (Basileiterus tristriatus)  o el candelita plomiza (Myioborus miniatus), entre otros.

Como el pajareo en las reservas era pobre e incómodo por la casi continua lluvia hicimos un par de visitas de pajareo por el propio pueblo de Santa Elena y alrededores, hallando picoplano de anteojos (Rhynchocyclus brevirostris), cucarachero modesto (Thryothorus modestus), urraca hermosa cariblanca (Calocitta formosa), eufonia elegante (Euphonia elegantissima) o fiofío ventriamarillo (Elaenia flavogaster), entre muchos otros.

IMG_1029

Sensación brumosa en Santa Elena, sensación de frescor y humedad que no nos abandono en toda la jornada.

DSCN3660

Monteverde hace honor a su nombre gracias a la meteorología reinante, húmeda y brumosa.

DSCN3659

Las bromelias y otras plantas epífitas constituyen perfectos microhábitats y lucen frescas y lustrosas casi en cualquier rincón selvático, no como cuando las tenemos en casa que se nos mueren sin remedio por muchos cuidados que les profesemos…

IMG_2494

Los cerqueros coronicastaños (Arremon brunneinucha) como este habitan en el suelo de la selva y son relativamente comunes y confiados.

IMG_2501

El zorzalito sombrío (Catharus fuscater) recuerda a un pequeño mirlo de los nuestros y pudimos verlo cerca y bien junto a la entrada de la reserva de Monteverde.

IMG_2537

Espectacular macho de colibrí gorjipúrpura (Lampornis cololaemus), una de las especies que se acercaba a los comederos en Monteverde.

IMG_2561

…y una preciosa hembra del mismo colibrí ¿Quién dijo que las hembras son más feas?

DSCN3668

Aunque no es una gran foto en Monteverde por la tarde tuvimos este encuentro sorpresa con este olingo.

Parque Nacional del Volcán Arenal

Dejamos Monteverde con la esperanza de hallar mejor tiempo en Arenal, pero la esperanza se tornó oscura cuando llegamos entre intensas trombas de agua que además se intensificaron durante la primera noche en el lugar. Aún así, y bajo la lluvia, salimos temprano para tentar a la suerte y la cosa ¡salió bien! Al poco dejó de llover y paramos para ver lo que se presentaba dando con un ‘ant swarm’ que recién salía de su guarida al cesar la lluvia. Como estaba recién salida no se veían aún aves en su entorno, pero en poco pudimos dar con dos hormigueros calvos (Gymnocichla nudiceps), aves difíciles de observar.

El Parque Nacional del Volcán Arenal se encuentra en la vertiente caribeña de Costa Rica (lo visitado hasta ahora estuvo en la vertiente pacífica). El parque está conformado por el mencionado volcán y otras formaciones volcánicas y retazos de selva situados en los alrededores. No obstante nosotros básicamente nos movimos por el entorno visitando en varias ocasiones el Arenal Observatory Lodge (AOL) y la zona llamada La Península, una zona de selva junto al lago Arenal.

El tiempo continuó bastante bueno durante nuestra estancia aquí (sólo abrimos una vez el paraguas que compramos en La Fortuna) por lo que el pajareo fue cómodo y muy satisfactorio. Habría que destacar la zona como un lugar muy bueno para observar tucanes. Pudimos ver cuatro especies: tucán pechigualdo (Ramphastos ambiguus), tucán piquiverde (Ramphastos sulfuratus), tucanete esmeralda (Aulacorhynchus prasinus) y arasarí acollarado (Pteroglossus torquatus), en muy buenas condiciones, especialmente en los jardines del AOL. En dichos jardines hay comederos a los que acuden el impresionante cacique de Moctezuma (Psarocolius montezuma) y otras aves como carpintero de Hoffmann (Melanerpes hoffmannii), carpintero centroamericano (Melanerpes pucherani), tangara terciopelo (Ramphocelus passerinii), tangara azuleja (Thraupis episcopus), tangara palmera (Thraupis palmatum), tangara cabecidorada (Tangara larvata), mielerito verde (Chlorophanes spiza) y otros, por lo que merece la pena pasar un rato delante de ellos. Cucarachero barrado (Campylorhynchus zonatus), zorzal cuelliblanco (Turdus albicollis), saltarín cuelliblanco (Manacus candei), reinita plañidera (Oporornis philadelphia), reinita culiparda (Basileuturus fulvicauda), tangara pintora (Tangara guttata), cimerillo andino (Lophotriccus pileatus), semillero volatinero (Volatinia jacarina) o momoto picoancho (Electron platyrhynchum)  son otras aves que pudimos encontrar aquí.

IMG_1114

El volcán Arenal, un cono prácticamente perfecto y que pocas veces se deja ver al completo. Tuvimos suerte y durante unos instantes se despejó dejándonos esta impresionante vista. A la izquierda puede apreciarse el lago Arenal.

Tuvimos la suerte de visitar la Península de la mano de Beatriz y Diego, trabajador del parque, que nos descubrió muchas especies que sin su ayuda no hubiéramos encontrado: águila galana (Spizaetus ornatus), momoto carenado (Electron carinatum), lechuzón de anteojos (Pulsatrix perspicillata), chotacabras de la Carolina (Antrostomus carolinensis) y nictibio grande (Nyctibius grandis) fueron algunos de los más impactantes. Este lugar se reveló además como uno de los mejores lugares de pajareo que visitamos en todo el viaje con especies como el totoroí ventricanela colombiano (Hylopezus dives) (que no llegamos a ver, aunque lo oímos en abundancia), carpintero alirrufo (Piculus simplex), ticotico gorjiclaro (Automolus ochrolaemus), batará mayor (Taraba major), hormiguero moteado (Hylophylax naevioides), mosquero colilargo (Colonia colonus), vireo de Filadelfia (Vireo philadelphicus), soterillo picudo (Ramphocaenus melanurus) o titirijí cabecinegro (Todirostrum nigriceps), entre muchos otros.

IMG_2661

El impresionante cacique de Moctezuma (Psarocolius montezuma) es un pájaro enorme y bastante común en la vertiente caribeña.

IMG_2671

No tan común como el tangara azuleja es el tangara palmera (Thraupis palmarum), pero éste también suele aprovecharse de las frutas que suministran a los comederos. Parece el hermano feo del anterior, pero sólo hace falta un poco de sensibilidad y capacidad de observación para percibir su indudable belleza.

IMG_2725

Si encuentras el árbol con fruta, encuentras a las aves, como este tucanete esmeralda (Aulacorhynchus prasinus) que se estaba poniendo tibio en los jardines del Arenal Observatory Lodge. No fue fácil verlo, se mimética muy bien con el follaje.

Reserva Biológica de La Selva

Nuestra última etapa es este lugar bien conocido por los naturalistas, una reserva gestionada por la Organización de Estudios Tropicales (OET) y que consiste en un gran pedazo de selva en los llanos caribeños no lejos del Parque Nacional Braulio Carrillo. Científicos y estudiantes de todo el mundo acuden a este lugar donde pueden realizar sus investigaciones en un auténtico laboratorio natural tropical. El lugar está abierto a los visitantes con una visita guiada de unas dos horas, pero si uno se aloja en sus instalaciones (que es lo que hicimos) tiene libertad total para moverse por su amplia red de senderos que totalizan más de 60 km de longitud.

El tiempo aquí fue irregular, pero nos dejó algunos buenos momentos de pajareo. No obstante no se si porque llevábamos altas expectativas o porque nos encontramos con unos días algo flojos, el pajareo aquí nos pareció algo más pobre de lo que esperábamos.

Los jardines del recinto y su pista de acceso son de los mejores lugares para buscar aves y por aquí dimos con varios saltarín cuelliblanco (Manacus candei), carpintero canelo (Celeus loricatus), batará mayor (Taraba major), vireo gorjiamarillo (Vireo flavifrons), pibí tropical (Contopus cinereus), cotinga níveo (Carpodectes nitidus) y muchos otros. Internarse en los senderos supone ver pocas aves por lo denso de la vegetación y porque en estos lugares la riqueza y abundancia se reduce respecto a los ecotonos, pero aparecen algunas especies exclusivas de estos ambientes tales como paloma perdiz de Veragua (Leptotrygon veraguensis), mochuelo caburé (Glaucidium brasilianum), cerquero piquinaranja (Arremon aurantiirostris) o el ermitaño gorjiestriado (Phaetornis striigularis), entre otros.

También tuvimos tiempo de pajarear por los alrededores de la reserva, ambientes agrícolas o en transformación. Acudimos a los humedales de El Tigre, donde existen posibilidades de ver ibis verde (Mesembrinibis cayennensis) y semillero piquigrueso (Oryzoborus funereus), pero nos encontramos con que había varias máquinas pesadas trabajando en el lugar en lo que seguramente era una transformación en finca agrícola. Aún así en otras zonas si que pudimos ver aves interesantes como el añapero colicorto (Lurocalis semitorquatus), colibrí nuquiblanco (Florisuga mellivora) y los magníficos guacamayo ambiguo (Ara ambiguus).

DSCN3746

El puente Stone (que es de metal y madera) cruza sobre el río y constituye una magnífica plataforma para observar la vida de la selva… menos cuando pasa alguien de un lado a otro, en que se convierte en un balancín para hacer la digestión sin gasto energético por parte de tu organismo.

DSCN3762

DSCN3735

Uno de los senderos en La Selva…

IMG_2842

Este tucán, llamado arasarí acollarado (Pteroglossus torquatus), vino acompañado por unos cuantos congéneres a comerse los frutos de un arbolillo situado junto al comedor en La Selva haciendo las delicias de los allí presentes.

DSCN3732

El pecarí es común en la Reserva Biológica de La Selva, tanto que hay quienes ya se plantean que pueda ser un problema para el entorno del lugar.

DSCN3696

Descomponedores de materia orgánica… abundantes en el suelo selvático.

DSCN3738

¿Unos ojos en una rama?

En definitiva, un país extraordinario para el turismo de observación de naturaleza. No he anotado nada sobre los mamíferos, reptiles, anfibios, insectos y otros seres que nos fuimos encontrando a nuestro paso, pero fueron variados y abundantes. Merece muchas más visitas tratando de pasar más tiempo con calma en varios de estos lugares.

DSCN3764

Atardecer en La Selva uno de nuestros últimos días por Costa Rica.

IMG_2824

Esta impresionante iguana es dueña y señora de una rama sobre el río… la veíamos a diario desde el puente (según se llega a mano derecha) ocupando su atalaya, normalmente dormida, y alguna vez masticando alguna hoja.

Muchas gracias a Diego Vargas y Beatriz Louzao por su gran ayuda mediante indicaciones y acompañándonos en alguna salida de campo.

Muchas gracias a Eduardo Amengual por sus valiosos consejos e indicaciones.

Muchas gracias también a todos los que se ofrecieron a aportar información y consejos, aunque finalmente no recurrí a ellos.

Costa Rica: Paraíso de pajareo (1ª parte) – Enero 2015

IMG_1046

Costa Rica había sido un destino deseado para mi durante muchos años. Mucha gente me hablaba maravillas sobre este lugar e insistían en que alguien que le gustan las aves y la naturaleza como a mi no podía dejar de ir. De hecho, en alguna ocasión anterior estuve a punto de viajar a este destino y tenía ya la guía de aves comprada desde entonces.

Un país en el que aproximadamente la mitad de su territorio está protegido, Una de cuyas principales fuentes de ingresos la constituyen el ecoturismo, que no tiene ejercito y que además hace poco años prohibió la caza suena muy bien; si además tenemos en cuenta que en un territorio de apenas 51.100 km cuadrados encontramos una de las biodiversidades más elevadas del planeta esto ya suena a paraíso. Eso me dijo alguien que supo de mis planes: “Vas al paraíso”.

No son pocos los aficionados a las aves que viajan a Costa Rica, pues en este reducido territorio se han registrado unas 900 especies de aves. Esto viene favorecido por la ubicación geográfica y su relieve. Con dos costas opuestas, la pacífica y la caribeña, una serie de cadenas montañosas que en algún punto se elevan hasta casi los 4.000 m de altitud y unos climas muy variados según zonas, los ambientes cambian radicalmente según orientación y elevación. Semejante variedad de ambientes favorece la presencia de una amplia gama de especies de aves en un territorio reducido, lo que hace que unos días de pajareo por este país puedan ser de lo más productivos.

En enero de 2015 tuve la oportunidad de visitar, por fin, Costa Rica, junto con mi colega Yeray Seminario, de Whitehawk Birding. Unos 15 días de pajareo bastante intenso en varias zonas de características diferentes nos llevaron a sumar hasta 363 especies de aves. Paso aquí a relatar nuestras impresiones siguiendo el itinerario trazado…

IMG_0766

Cordillera de Talamanca: Parque Nacional de Los Quetzales, Parque Nacional de Tilarán y Cerro de la Muerte

Tras aterrizar en San José nos dirigimos inmediatamente a la Cordillera de Talamanca, la más elevada del país y cuya máxima cota es el pico Chirripó con 3.820 m de altitud. Nuestro alojamiento, Mirador de los Quetzales, se sitúa a unos 2.600 msnm y consiste en una cabañas. La sensación aquí es de frío, nieblas cubren la zona y en muchas ocasiones cae una fina lluvia. Pero esto permite que aquí crezca un impresionante bosque nuboso que abruma por su extraordinaria belleza. Impresionantes árboles crecen en las escarpadas laderas, todas cubiertas por un auténtico abrigo de plantas epífitas: lianas, musgos, líquenes, bromelias y muchas más; todo parece colocado con sumo cuidado y detalle, todo parece absolutamente perfecto.

DSCN3558

Absolutamente abrumado por la belleza del bosque nuboso en la cordillera de Talamanca.

DSCN3553

Uno de los bellos rincones que encontramos en el Sendero de los Robles.

Descubrimos que uno de los mejores senderos para recorrer este ambiente era uno llamado Sendero de los Robles y en el cuál pudimos ve nuestro primer quetzal (eso si, no muy bien). Son abundantes por aquí especies como el Green colibrí verdemar (Colibri thalasianus), colibrí volcanero (Selasphorus flammula), candelita collareja (Myioborus torquatus), cucarachero pechigrís (Henicorhina leucophrys), reinita de Wilson (Wilsonia pusilla), chingolo común (Zonotrichia albicollis), mosquero cabecinegro (Empidonax atriceps), subepalo rojizo (Margarornis rubiginosus) y otros. Visitamos las zonas más elevadas en el Cerro de la Muerte (3.400 msnm) en busca del chara gorjiplateada (Cyanolyca argentigula) y el cucarachero del bambú (Thryorchilus browni), sin suerte, pero si pudimos dar tras una intensa búsqueda con un precioso junco de los volcanes (Junco vulcani), pájaro exclusivo de estos ambientes de ‘páramo’. El recorrido junto al río Savegre, en San Gerardo de Dota, un valle de menor altitud, nos regaló aves como el mirlo-acuático norteamericano (Cinclus mexicanus), el piojito guardarríos (Serpophaga cinérea) y, sobre todo, el colibrí picolanza mayor (Doryfera ludovicae) y bienteveo ventridorado (Myiodynastes hemichrysus), anidando en una de las magníficas cascadas. Recurrimos a un guía local para poder ver bien los quetzales guatemaltecos (Pharomachrus mocinno), que condicionan sus movimientos a la disponibilidad de su alimento exclusivo, el aguacatillo. Estos guías conocen perfectamente cuándo y dónde fructifican estos árboles, sabiendo así donde encontrar a esta ave emblemática. La cosa salió bien y pudimos ver 3 machos y 3 hembras alimentándose, con momentos tan mágicos como cuando un macho voló a apenas dos metros sobre nuestras cabezas.

DSCN3584

El colibrí insigne (Panterpe insignis) era uno de los que acudían a los comederos colocados en el exterior de nuestro alojamiento. No se asustan ante la gente y es un auténtico flipe poder admirarlos de cerca, de muy cerca.

IMG_1648

Este mirlo negruzco (Turdus nigrescens) se parece algo a nuestro mirlo y de hecho en este lugar es un ave relativamente común… pero sólo en este lugar, se trata de una especie endémica de Costa Rica y Panamá.

IMG_1671

Una hembra de quetzal guatemalteco (Pharomachrus mocinno).

IMG_1679

Aquí pueden admirarse las extraordinarias plumas verdes del quetzal guatemalteco (Pharomachrus mocinno), muy características y de tonos casi eléctricos.

IMG_1744

El quetzal sólo se alimenta de aguacatillos, y el árbol del aguacatillo no puede reproducirse si la semilla que contiene el fruto no pasa por el tubo digestivo del quetzal: una perfecta simbiosis. Si sabes qué árboles están fructificando sabrás dónde están los quetzales. Aquí se ve un macho tragándose un aguacatillo enterito.

DSCN3565

El páramo de Cerro de la Muerte, donde encontramos al junco de los volcanes (Juncus vulcani) con no poco esfuerzo.

DSCN3599

Increíble paraje en el río Savegre.

IMG_1864

Tuvimos suerte de dar con una activa pareja de mirlos-acuáticos americanos (Cinclus mexicanus), tan activa que ésta fue la mejor foto que pude sacar de uno de ellos.

IMG_1795

Pillado este zorzalito de Frantzius (Catharus frantzii), un pajarillo de las zonas de montaña.

Reserva Biológica Los Cusingos

De camino a Carara paramos unas horas en la Reserva Biológica de Los Cusingos, cerca de San Isidro, y en la región pacífica sur, una de las que apenas vamos a pisar en este viaje, con lo que podíamos encontrar unas cuantas especies diferentes a las del resto del itinerario. Esta reserva fue creada por el conocido naturalista Alexander Skutch, y de hecho en su interior se encuentra su casa-museo, en la que residió durante los últimos años de su vida. Además de su casa y los jardines hay varios senderos que recorren el bosque. En ellos y en los mencionados jardines pudimos ver algunas especies interesantes tales como el zafiro de Elicia (Hylocharis eliciae), coqueta adorable (Lophornis adorabilis), picolezna menudo (Xenops minutus), trepatroncos sepia (Dendrocincla anabatina), mosquerito centroamericano (Zimmerius vilissimus), atila polimorfo (Attila spadiceus) o el tangara costarricense (Ramphocelus costaricensis), entre muchos otros.

IMG_0836

Mirar hacia arriba es uno de los ejercicios para el cuello que más se practican en Costa Rica, sobre todo si eres pajarero.

IMG_1918

Un pájaro bien chulo es el mielerito verde (Chlorophanes spiza), que merodeaba por los jardines de la reserva.

IMG_1922

Las ardillas son mamíferos comunes en los bosques, aunque no tengo ni idea de a qué especie pertenece ésta… (si alguien lo sabe y quiere decírmelo le estaré muy agradecido).

IMG_1933

Este discreto trepatroncos sepia (Dendrocincla anabatina) se dejó ver mientras nos miraba un tanto sorprendido.

IMG_1959

Varios capuchinos de cara blanca de Panamá (Cebus imitator) habitan en la reserva… y se acercan bastante.

Parrita: Playa de Palo Seco

También hicimos una breve parada en Parrita de camino a Carara. Con la desembocadura del rio del mismo nombre y la larga barra arenosa que envuelve el manglar ofrece unas buenas oportunidades de pajareo, observando de hecho aves como garzas, espátulas, rabihorcados y cigüeñas, además de limícolas como el chorlitejo piquigrueso (Charadrius wilsonia), agujeta gris (Limnodromus griseus), playero aliblanco (Tringa semipalmata) y otros. El atardecer nos sorprende aquí y ello permite que veamos más de un centenar de añapero garrapena (Chordeiles acutipennis) cazando sobre los árboles de la zona.

DSCN3614

La exótica playa de Tárcoles.

Parque Nacional de Carara

El Parque Nacional de Carara es uno de los más conocidos de Costa Rica y un lugar de enorme interés ya que aquí se juntan dos regiones biogeográficas importantes como son el Pacífico Noroeste y el Pacífico Sur. Este hecho hace que en Carara se solapen especies propias de una y otra región, confiriéndole una alta riqueza. En la costa, pero con elevaciones montañosas que surgen a sus espaldas, este parque combina zonas bajas que presentan manglar y bosque de llanura, con la selva de las laderas. Recorrimos varias zonas en el entorno del parque tales como las playas de Tárcoles, el camino Vieja La Barca y, sobre todo, la carretera hacia Tarcolitos, un lugar especialmente productivo. También visitamos dentro del parque sendero como el de la Laguna Meándrica.

En la costa pelícanos pardos (Pelecanus occidentalis), rabihorcado magnífico (Fregata magnificens) y charranes reales (Sterna maxima) son las especies más frecuentes, ofreciendo bellas estampas que no nos cansamos de mirar. Paseando por el parque tuvimos la enorme suerte de encontrar una ‘ant swarm’ (marabunta) acompañada por hasta 9 especies de pájaros. Estos pájaros no se alimentan de las hormigas (que deben tener un sabor muy desagradable) sino de todos los animalillos que salen huyendo al paso de esta marea de voraces hormigas: insectos, arañas, lombrices, etc. Vimos como algunos de estos desgraciados fueron presa de las hormigas y otros, de los pájaros, a saber: trepatroncos barrado norteño (Dendrocolaptes sanctithomae), trepatroncos sepia (Dendrocincla anabatina), batará barrado (Thamnophilus doliatus), batará negruzco (Thamnophilus bridgesi), hormiguero tirano (Cercomacra tyrannina), hormiguero bicolor (Gymnopithys leucaspis), hormiguerito de Quijos (Microrhopias quixensis), formicario enmascarado (Formicarius analis) y tangara cabecigris (Eucometis penicillata). Muchas de estas aves resultan muy difíciles de ver si no se tiene la ocasión de dar con una marabunta, pues son de costumbres muy discretas.Nos quedamos quietos rodeados por las hormigas y varios de estos pájaros ignoraron nuestra presencia posándose a apenas medio metro de nosotros.

El camino hacia Tarcolitos, en la zona de Lapas, se reveló como un lugar inmejorable para el pajareo, si no fuera por el continuo tráfico que lo hace molesto por momentos. Sin embargo la presencia de aves es rica y abundante; aquí pudimos ver varias especies de rapaces incluyendo busardo gris norteño (Buteo plagiatus), busardo colicorto (Buteo brachyurus), busardo blanco (Pseudastur albicollis) y zopilote rey (Sarcoramphus papa), los coloridos guacamayos macao (Ara macao) (que aquí conservaron una de sus últimas poblaciones naturales antes de las campañas de recuperación) son frecuentes y además una multitud de pequeñas aves como de jacamará colirrufo (Galbula ruficauda), momoto capiazul (Momotus coeruliceps), cucarachero ribereño (Thryothorus semibadius), colibrí hada occidental (Heliothrix barroti), verdillo menor (Hylophilus decurtatus), esmeralda de Canivet (Chlorostilbon canivetii), saltarín colilargo (Chiroxiphia linearis) y tantos otros.

IMG_0902

Playa de Tárcoles con un grupo de aves marinas descansando.

IMG_2241

Pelícano pardo (Pelecanus occidentalis) en la playa de Tárcoles.

IMG_2256

IMG_2249

El zopilote negro (Coragyps atratus) es una de las especies que pudimos ver todos los días de nuestro viaje: en la montaña, en los campos, en las carreteras, en los pueblos, en las playas, en los bosques…

IMG_2367

Playero aliblanco (Tringa semipalmata) y zarapito trinador (Numenius phaeopus) en bonita estampa.

IMG_2269

Un joven de rabihorcado (Fregata magnificens) patrullando la costa para echarse algo al buche.

IMG_2325

Adulto y joven de cormorán biguá (Phalacrocorax brasilianus) descansando junto a los pelícanos.

IMG_2359

Charrán real (Sterna máxima), el estérnido más abundante.

IMG_2426

Un par de tortolitas mexicanas (Columbina inca) alimentándose cerca del hotel en Tárcoles.

IMG_2094

El único buco barbón (Malacoptila panamensis) que vimos en todo el viaje, eso si, muy bien.

IMG_2455

Precioso momoto cejiazul (Eumomota superciliosa) que se quedó casi inmóvil para que lo inmortalizáramos.

DSCN3623

En Carara tuvimos la gran fortuna de dar con una marabunta que venía acompañada por una numerosa corte de pájaros que se venían beneficiando de todo bicho viviente que salía huyendo de estos insectos.

IMG_2144

Este trepatroncos barrado norteño (Dendrocolaptes sanctithonae) llegó a posarse a menos de un metro de mi; tan absorto estaba alimentándose con los bichos que huían de las hormigas que para él (o ella) no existíamos.

IMG_2163

Y este hormiguero bicolor (Gymnopithys leucaspis) también acompañaba a las hormigas, aunque no era tan descarado como el trepatroncos.

IMG_2240

Este ‘murciélago fantasma’ (así lo llaman allí) nos vigilaba desde lo alto.

Salinas de Chomes

Dejando Carara nos marchamos hacia Monteverde, pero de camino hicimos parada en las salinas abandonadas de Chomes. Coincidiendo con la pleamar muchas aves entran a este lugar para descansar y así pudimos ver nutridos bandos de limícolas que incluían aguja canela (Limosa fedoa), zarapito americano (Numenius americanus), zarapito trinador (Numenius phaeopus), playero aliblanco (Tringa semipalmata), chorlito dorado americano (Pluvialis dominica), chorlitejo semipalmeado (Charadrius semipalmatus), archibebe patigualdo grande (Tringa melanoleuca), correlimos de Alaska (Calidris mauri), correlimos semipalmeado (Calidris pusilla) y correlimos menudillo (Calidris minutilla), entre otros. A destacar también un nutrido grupo de varios centenares de cercetas aliazules (Spatula discors) reposando en una de las tablas y varias especies de aves marinas propias de la zona, incluyendo las dos únicas pagazas piquirrojas (Hydroprogne caspia) que vimos en todo el viaje.

IMG_2471

En Chomes Yeray dio con este añapero colilargo (Chordeiles acutipennis) echando la siesta en la rama de un mangle.

IMG_2091

Atardecer romántico para estos dos caranchos norteños (Caracara cheriway).

En breve continuará en una segunda entrada.

Big Year 2014

NAVARRA: 255 ESPECIES EN 8 MESES

Después de un año dedicado a realizar el Big Year a nivel estatal (2013) volver a dedicar tamaño esfuerzo y recursos a repetir dicho reto se me antojaba agotador. Así pues para 2014 decidí centrar mis energías en el Big Year provincial, en Navarra en mi caso. Reducir el ámbito territorial implica ventajas en cuanto a tiempo invertido y kilómetros recorridos, pero además en cierto modo me iba a “obligar” a conocer mejor las aves de mi entorno (distribución, movimientos, fenología, costumbres…) y a descubrir nuevos espacios y rincones para pajarear. Así lo he hecho aunque finalmente también he ido anotando la lista estatal, que como es comprensible, ha sido más reducida que la del año anterior.

BigYear2014_01 2

La experiencia se antojaba muy interesante y atractiva, una experiencia para ir completando poco a poco y con calma, hasta que me entero que hay otros participantes en liza por obtener la lista más numerosa en Navarra. La irrupción de Haritz “El Campero Inquieto” Sarasa, haciendo honor a su apodo, Ricardo Rodríguez, dejando constancia fotográfica de cada ave, y José Ardaiz, que al principio iba como quien no quiere la cosa, ha supuesto añadir un punto de tensión competitiva dominada siempre por el buenrollismo, ya que en ningún momento hemos dejado de comunicarnos entre nosotros la aparición de aves de interés y sus localizaciones. Esto, que puede parecer un sinsentido, es sin embargo un aliciente aún mayor, ya que quien consigue vencer en condiciones en las que hay una comunicación de datos permanente, tiene si cabe un mérito mucho mayor.

También habría que indicar que mi año se ha reducido a unos 8 meses, pues juntando ausencias por cuestiones profesionales durante casi 4 meses estuve fuera de Navarra. Este hecho ha influido de forma importante en el resultado final, ya que en esas ausencias se vieron algunas especies que finalmente no sumé.

No obstante seguramente el aspecto más motivante ha sido el disfrute buscando y viendo pájaros y todo lo aprendido durante las numerosas jornadas de campo.

Vamos a realizar un breve repaso sobre algunas de las aves protagonistas…

Especies que fallaron

Tan importante como las especies que conseguí ver son las especies que no logré detectar y su por qué:

Perdiz pardilla

Se observó alguna en Larra en otoño, pero a pesar de visitar la zona pocos días después de la observación no di con ellas.

Lagópodo alpino

No sé si alguien consiguió verlo en Navarra este año, pero es una especie residente, si bien muy escasa y en lugares poco accesibles. Yo hice unos tímidos intentos… sin éxito.

Porrón bastardo

Se vio uno en plena primavera, a mi me pilló viajando.

Pato mandarín

A fin de año aparecen tres aves en el río Arga en pleno casco urbano. La especie y el lugar apuntan más a un escape (quizás del parque de La Taconera o de Burlada) que a otra cosa. No me hubiera quedado tranquilo contando a esta especie y preferí no ir a verla.

Morito

Otro del que sólo hay una o dos citas este año, si mal no recuerdo en Las Cañas.

Buitre negro

Hubo algunas citas este año, seguramente de los ejemplares procedentes de las reintroducciones en Catalunya. No obstante, si son ejemplares procedentes de sueltas o hacking no deberían contar para la lista; habría que comprobar que no portan anilla o marca procedente de dichas campañas. En cualquier caso no vi ni uno a pesar de la atención que presté.

Águila perdicera

Especie complicada en Navarra y que he visto en muy pocas ocasiones, pero no este año.

Aguilucho papialbo

Alguna cita de paso postnupcial que me pilló de viaje fuera de Navarra.

Busardo moro (¿?)

Se vio uno que respondía a las características de este ave en Las Cañas. Se está esperando confirmación… hay fotos. Yo me enteré con bastante retraso.

Calamón común

Se ha visto alguno en primavera en Las Cañas, si mal no recuerdo. Yo lo he buscado allí y en otros humedales navarros, pero no hubo resultados positivos.

Polluela pintoja

Bicho muy complicado que no logré ver… otros si.

Chocha perdiz

Nunca la he encontrado en Navarra; no es nada fácil y eso que hice varios intentos.

Agachadiza chica

Mi némesis, nunca he visto una ni en Navarra ni en ningún lado. Por ahora es un pájaro imposible para mi. Este año hubo varios intentos y otros observadores lograron verla ¿Caerá pronto?

Ostrero euroasiático

Se vió uno en Zolina un solo día por un solo observador. No fui yo…

Gaviota cáspica

Una se vió en El Culebrete este otoño, y a pesar de hacer un intento pocos días después de haberla visto no di con ella.

Gavión atlántico

Se vió uno en Lindus, una de las pocas citas para Navarra ¿La única quizás? Pasó volando, así que sin estar en el lugar adecuado en el momento preciso la cosa resulta más que difícil.

Págalo rabero

Uno apareció débil y fue recogido por el guarderío; acabó muriendo.

Pagaza piconegra

Se vió una en Figarol, al parecer flor de un día. Yo ni me enteré hasta mucho después.

Charrancito

Otro como el anterior, pero en este caso en Pitillas.

Fumarel aliblanco

Me enteré de una cita en Las Cañas en mayo a toro pasado, por lo que fue imposible ni siquiera intentar en ‘twitch’.

Vencejo pálido

Algunos se vieron, e incluso yo pude ver alguno en Lindus que parecía tal especie, pero sin poder confirmarlo.

Buscarla pintoja

Se vio alguna en paso, pero yo confié en poder encontrarla en algún argomal del norte de la región; al final no pude dedicarle el debido tiempo y salvo un solitario intento sin éxito no pude buscarla más.

Zarcero bereber

Parece que alguno se vió en el sur de Navarra, pero como alguna de las citas fue puesta en duda finalmente no tuve ánimo ni para probar suerte.

Gorrión alpino

Se ven algunos los últimos días del año en un lugar de difícil acceso. La falta de tiempo me impidió hacer un intento serio, pero aún así lo probé observando con telescopio desde la distancia, sin suerte.

Escribano nival

Otro que parece no haber venido esta vez ha sido este pájaro norteño, a pesar de numerosos intentos por parte de varios observadores. Creo que nadie lo ha visto este año.

Como puede apreciarse no son pocas las especies que dejé de ver. De hecho, en Navarra se vieron al menos 278 especies durante todo el año 2014.

‘Bimbos’ navarros

Más agradable es hablar de especies que si logré hallar, y sobre todo si son especies que entran por primera vez en mi lista para Navarra:

BigYear2014_Oxyuraleucocephala

Malvasía cabeciblanca

Una hembra se vio en Las Cañas y no dejé de ir a verla. Existen muy pocas citas de este pato en Navarra.

Águila imperial ibérica

Probablemente la segunda cita para Navarra. Un inmaduro apareció por El Culebrete y estuvo en el lugar durante algunas semanas.

Búho campestre

Este otoño ha sido muy bueno para esta especie a nivel peninsular y europeo; se ha visto en numerosos lugares de la Ribera y Zona Media y yo di con ella en Sesma.

BigYear2014_Caprimulgusruficollis

Chotacabras cuellirrojo

Aunque parezca mentira nunca antes había visto ni oído esta ave en Navarra, a pesar de saber perfectamente dónde debía buscarla. Pereza.

Correlimos de Temminck

Esta ha sido una de mis némesis hasta este año. Finalmente aparecieron un par de ejemplares que estuvieron varias semanas en Arguedas y pude verlos en varias ocasiones.

Gaviota argéntea

Primeras citas para Navarra en el vertedero de El Culebrete. Es una especie que seguramente ha aparecido anteriormente en Navarra, pero lo complicado de su separación de otras especies similares probablemente haya hecho que pase desapercibida.

BigYear2014_Laruspipixcan

Gaviota de Franklin

Primera cita de esta especie en Navarra y una de las pocas citas que hay en el interior peninsular. Un primer invierno que ha estado muchas semanas en El Culebrete.

Cotorra de Kramer

Una apareció por la Balsa de Loza y se vió en dos ocasiones, yo la segunda.

Carraca europea

Nunca antes la había visto en Navarra. Éste fue un año especialmente bueno para esta especie en Navarra, y se vio en varios lugares. Normalmente es un reproductor irregular. Yo di con ella en Sesma y además fue la primera de toda la serie que se vieron posteriormente.

BigYear2014_Cecropisdaurica

Golondrina daúrica

Aunque es un pájaro que suele verse en paso en pequeñas cifras yo no había dado con él nunca en Navarra. Ha habido algunas citas esporádicas de cría y este año lo ha hecho en un lugar de la Zona Media.

Carricerín real

Esta cita fue un absoluto golpe de suerte, pues rastreando el cañaveral de la Balsa de Loza con el telescopio un día de primavera tuve la suerte de ver este pájaro, muy escaso en Navarra.

Mosquitero bilistado

Este año hemos tenido un influx en toda Europa Occidental y en Navarra también se ha notado con varias aves observadas. Pude ver al menos dos, quizás tres, en Barañain.

‘Bimbos’ absolutos

Y no sólo hubo bimbos navarros, sino que algunos fueron bimbos absolutos, es decir, especies que nunca antes había observado. Si los anteriores fueron agradables éstos ya fueron lo más.

Urogallo

Si, es cierto, nunca antes había visto yo un urogallo. Esta vez fue de pura chiripa, un precioso macho. Por motivos evidentes no revelo el lugar. Fue en julio.

BigYear2014_Vanellusgregarius

Avefría sociable

Primera cita para Navarra; un juvenil de esta especie estuvo asociada a un grupo de avefrías europeas durante varios días en Arguedas. Un video en este enlace.

Mochuelo boreal

Si hay un bicho difícil es éste, pero en una noche de invierno en Larra conseguí oírlo. Conseguí grabar su sonido; puedes escucharlo en este enlace.

Carricerín cejudo

Después de cinco intentos di con él en La Mueda, que es donde todo el mundo lo ha visto este año. Primero logré oír su reclamo y luego me dejó echarle un breve vistazo.

BigYear2014_Laniusnubicus

Alcaudón núbico

La tercera cita para España de esta especie cayó en Navarra, concretamente en Mélida. Decenas de observadores se acercaron a verlo y yo fui uno más. Puedes ver un video que grabé en este enlace.

Leiotrix piquirrojo o ruiseñor del Japón

Esta especie exótica tiene instalada una pequeña población cerca de Etxalar. Ver algunos ejemplares supuso dos intentos.

No hay que olvidar otras especies interesantes, que no fueron bimbo para mi, pero que no son fáciles de detectar en Navarra, como ansar campestre, ansar careto, tarro canelo, porrón acollarado, serreta mediana, gaviota de Audouin y pardillo alpino, entre otros.

Así y todo, mi lista ha ascendido a las 255 especies, una de las más elevadas para una provincia de interior. José (262 sp.) y Haritz (260 sp.) quedaron por delante, mientras que Ricardo a un ritmo más relajado quedó en cuarto lugar.

Para el 2015 apuesto por hacer una lista en mi ‘local patch’, que presumo será mucho más relajada que el reto del año pasado.


La lista completa de especies es la siguiente:

Cygnus olor

Anser fabalis

Anser albifrons

Anser anser

Branta canadensis

Tadorna ferruginea

Tadorna tadorna

Anas penelope

Anas strepera

Anas crecca

Anas platyrhynchos

Anas acuta

Anas querquedula

Anas clypeata

Netta Rufina

Aythya ferina

Aythya collaris

Aythya nyroca

Aythya fuligula

Mergus serrator

Oxyura leucocephala

Tetrao urogallus

Alectoris rufa

Coturnix coturnix

Phasianus colchicus

Tachybaptus ruficollis

Podiceps cristatus

Podiceps nigricollis

Phalacrocorax carbo

Botaurus stellaris

Nycticorax nycticorax

Ardeola ralloides

Bubulcus ibis

Egretta garzetta

Egretta alba

Ardea cinérea

Ardea purpurea

Ciconia nigra

Ciconia ciconia

Platalea leucorodia

Pernis apivorus

Milvus migrans

Milvus milvus

Gypaetus barbatus

Neophron percnopterus

Gyps fulvus

Circaetus gallicus

Circus aeruginosus

Circus cyaneus

Circus pygargus

Accipiter gentilis

Accipiter nisus

Buteo buteo

Aquila adalberti

Aquila chrysaetos

Aquila pennata

Pandion haliaetus

Falco naumanni

Falco tinnunculus

Falco columbarius

Falco subbuteo

Falco peregrinus

Rallus aquaticus

Gallinula chloropus

Fulica atra

Grus grus

Tetrax tetrax

Otis tarda

Himantopus himantopus

Recurvirostra avosetta

Burhinus oedicnemus

Charadrius dubius

Charadrius hiaticula

Charadrius morinellus

Pluvialis apricaria

Pluvialis squatarola

Vanellus gregarius

Vanellus vanellus

Calidris canutus

Calidris alba

Calidris minuta

Calidris temminckii

Calidris ferruginea

Calidris alpina

Philomachus pugnax

Gallinago gallinago

Limosa limosa

Numenius phaeopus

Numenius arquata

Actitis hypoleucos

Tringa ochropus

Tringa erythropus

Tringa nebularia

Tringa glareola

Tringa totanus

Arenaria interpres

Chroicocephalus ridibundus

Larus melanocephalus

Larus pipixcan

Larus audouinii

Larus canus

Larus fuscus

Larus argentatus

Larus michahellis

Hydrocoloeus minutus

Chlydonias hybrida

Chlydonias niger

Pterocles orientalis

Pterocles alchata

Columba livia

Columba oenas

Columba palumbus

Streptopelia decaocto

Streptopelia turtur

Psittacula krameri

Clamator glandarius

Cuculus canorus

Tyto alba

Otus scops

Bubo bubo

Athene noctua

Strix aluco

Asio otus

Asio flammeus

Aegolius funereus

Caprimulgus europaeus

Caprimulgus ruficollis

Apus apus

Apus melba

Alcedo atthis

Merops apiaster

Coracias garrulus

Upupa epops

Jynx torquilla

Picus viridis

Dryocopus martius

Dendrocopos major

Dendrocopos medius

Dendrocopos minor

Dendrocopos leucotos

Chersophilus duponti

Melanocorypha calandra

Calandrella brachydactyla

Calandrella rufescens

Galerida cristata

Galerida theklae

Lullula arbórea

Alauda arvensis

Riparia riparia

Ptyonoprogne rupestris

Hirundo rustica

Cecropis daurica

Delichon urbicum

Anthus campestris

Anthus trivialis

Anthus pratensis

Anthus spinoletta

Motacilla flava

Motacilla cinerea

Motacilla alba

Cinclus cinclus

Troglodytes troglodytes

Prunella modularis

Prunella collaris

Erithacus rubecula

Luscinia megarhynchos

Luscinia svecica

Phoenicurus ochruros

Phoenicurus phoenicurus

Saxicola rubetra

Saxicola rubicola

Oenanthe oenanthe

Oenanthe hispanica

Oenanthe leucura

Monticola saxatilis

Monticola solitarius

Turdus torquatus

Turdus merula

Turdus pilaris

Turdus philomelos

Turdus iliacus

Turdus viscivorus

Cettia cetti

Cisticola juncidis

Acrocephalus melanopogon

Acrocephalus paludícola

Acrocephalus schoenobaenus

Acrocephalus scirpaceus

Acrocephalus arundinaceus

Hippolais polyglotta

Sylvia undata

Sylvia conspicillata

Sylvia cantillans

Sylvia melanocephala

Sylvia hortensis

Sylvia communis

Sylvia borin

Sylvia atricapilla

Phylloscopus inornatus

Phylloscopus bonelli

Phylloscopus collybita

Phylloscopus ibericus

Phylloscopus trochilus

Regulus regulus

Regulus ignicapilla

Muscicapa striata

Ficedula hypoleuca

Panurus biarmicus

Leiothrix lutea

Aegithalos caudatus

Poecile palustris

Lophophanes cristatus

Periparus ater

Cyanistes caeruleus

Parus major

Sitta europea

Tichodroma muraria

Certhia familiaris

Certhia brachydactyla

Remiz pendulinus

Oriolus oriolus

Lanius collurio

Lanius meridionalis

Lanius senator

Lanius nubicus

Garrulus glandarius

Pica pica

Pyrrhocorax graculus

Pyrrhocorax pyrrhocorax

Corvus monedula

Corvus corone

Corvus corax

Sturnus unicolor

Sturnus vulgaris

Passer domesticus

Passer montanus

Petronia petronia

Fringilla coelebs

Fringilla montifringilla

Serinus serinus

Chloris chloris

Carduelis citrinella

Carduelis carduelis

Carduelis spinus

Carduelis cannabina

Carduelis flammea

Loxia curvirostra

Pyrrhula pyrrhula

Coccothraustes coccothraustes

Emberiza citrinella

Emberiza cirlus

Emberiza cia

Emberiza hortulana

Emberiza schoeniclus

Emberiza calandra


BIG YEAR 2014 – Categoría A1

Aunque no he realizado un esfuerzo especial para la lista nacional (312 sp. En 2013), si he ido anotando todo lo observado en mis cortos viajes por Euskadi, Catalunya, Cáceres, León y Galiza. La lista final ha quedado en 297 sp. Son sólo 15 menos que el año pasado, pero teniendo en cuenta que apenas realicé esfuerzo en buscar más allá la cosa creo que no está nada mal.


No quería dejar de agradecer a mucha gente que me ha ayudado en esta labor, a saber: Ainhoa Larzabal, David Arranz, Haritz Sarasa, Javier Sola, José Ardaiz, Jesús Mari Lekuona, Ricardo Rodríguez y otras personas que probablemente olvide ahora mismo.

Una semana en Islandia

Desde mis comienzos en el pajareo siempre me llamó la atención el hecho de que por nuestras latitudes recibíamos en época migratoria o en invierno una serie de especies de aves que crían en el lejano norte, en tierras heladas, más allá del alcance de mi imaginación. Veía aparecer a estas especies de forma escasa y sin mucha previsión, pues muchas de ellas tienen su área de distribución tan al norte que en invierno apenas algunas aparecen por nuestras costas. Entre estas aves están los colimbos, falaropos, fulmares, gansos y muchos otros que, cuando caían por nuestros lares, constituyen todo un acontecimiento entre los aficionados a las aves. Unas cuantas de estas especies incluso no abandonan nunca estas tierras, por lo que verlas en tierras sureñas resulta absolutamente improbable.

Los documentales y reportajes fotográficos me hacían entrever cómo podrían ser estas tierras septentrionales, llenas de todas estas aves en plena ebullición reproductora, la tundra, los grandes acantilados y mares embravecidos, los días sin fin. Por estos motivos Islandia siempre fue uno de mis destinos soñados y por fin en junio de 2012 pude llevar a cabo este deseo. Me integré en un grupo de la empresa holandesa Birdingbreaks que visitaba varias regiones del oeste y norte islandés con el fin de observar aves a lo largo de una semana. El resultado fue excelente, teniendo en cuenta que dimos con todas las especies que deseábamos ver y que pudimos disfrutar de unos parajes tranquilos, paisajísticamente impresionantes y ornitológicamente hablando absolutamente evocadores. No voy a negar que en cierto modo también me llevé alguna pequeña decepción, pues frente a la sensación previa que tenía de una isla casi totalmente salvaje y poco intervenida me encontré con un medio bien domesticado por el ser humano en buena parte del territorio, aunque eso sí, manteniendo la esencia del entorno natural en una buena parte. De hecho, la naturaleza es aquí tan vasta que aún logra desbordar a la capacidad humana de colonizarla y aún existen extensiones gigantescas de tierras casi intactas. Aún así BirdLife Iceland denuncia las amenazas que sufren las aves isleñas y su entorno, siendo la transformación del territorio por la agricultura y ganadería, las plantaciones forestales y la construcción de infraestructuras sus principales causas.

2012-06-12 19.19.31

Islandia ofrece unos paisajes espectaculares que invitan a la contemplación y a pensar en cómo era nuestro mundo antes de que a los humanos nos diera por profanarlo.

2012-06-12 12.43.01

El paisaje geológico es sin duda una de las particularidades de la isla y su origen volcánico queda de manifiesto en los numerosos campos de lava y conos que pueden verse por doquier. El hecho de que sean tierras tan nuevas (geológicamente hablando) y esté situada tan próxima al círculo polar ártico hace que las condiciones para la vida sean muy extremas, por lo que la vegetación es escasa y de poca altura (líquenes, herbáceas, sauces rastreros…). No obstante recibe la influencia de las corrientes cálidas, especialmente en las regiones occidentales de la isla, por lo que en invierno las temperaturas son más suaves de lo que cabría esperar por su latitud. Esto ha permitido que se instauren algunas plantaciones de árboles, especialmente abetos, en algunos lugares, y por intervención humana.

DSCN1060

Numerosos líquenes con formas fantásticas cubren las áreas más desnudas de la isla, aquellas donde la lava ha salido a la superficie. No me pidáis especie ni género porque de esto no entiendo.

Snæfellness

Se trata de una gran península que se interna en el mar en la parte más occidental de la isla. En este lugar se encuentran las mayores cotas del occidente de la isla, coronadas por el volcán Snæfellsjökul (1.446 msnm). Durante dos días recorrimos la costa norte y parte de la sur, así como algunos tramos de su montañoso interior. Teniendo en cuenta que eran nuestras primeras jornadas en Islandia la adición de especies a nuestra lista fue importante y rápida. A destacar enclaves como el cabo Öndvertarðnes, en Ólafsvik, con acantilados que albergan colonias de arao común (Uria aalge), arao de Brünnich (Uria lomvia), alca común (Alca torda), frailecillo atlántico (Fratercula arctica), fulmar boreal (Fulmarus glacialis), gaviota tridáctila (Rissa tridactyla) y cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), entre otros, fácilmente accesibles sin ocasionar molestias a estas aves. El escribano nival (Plectrophenax nivalis) también está presente en esta área. Sorprendidos nos quedamos con la aparición de una gran orca (Orcinus orca) macho, que pasó nadando a unos 200 metros de la costa. Otro lugar interesante fueron las lagunas interiores de Rif en las que había una considerable actividad alada: falaropos picofinos (Phalaropus lobatus) a muy escasos metros de los observadores, patos havelda (Clangula hyemalis), una nutrida colonia de charranes árticos (Sterna paradisaea) y diversas especies de gaviotas, entre muchos otros. En la bahía de Kolgrafafjörður vimos un grupo de entre 8-10 delfines de hocico blanco (Lagenorhynchus albirostris) muy activos, mostrándonos sus lomos en numerosas ocasiones e incluso dando saltos fuera del agua.

2012-06-12 15.55.08

Las colonias de aves marinas son frecuentes en las costas acantiladas. Estuvimos realizando observación en estos fantásticos lugares en los que resulta fácil que se te escape el tiempo sin apenas darte cuenta.

2012-06-12 15.53.10

Un detalle de una de las colonias con gaviotas tridáctilas, araos comunes y araos de Brünnich.

2012-06-12 16.08.40

Una especie común y confiada es el fulmar boreal, que también cría en los abundantes acantilados.

2012-06-12 15.52.38

El arao de Brünnich viene a ser una de las especies más buscadas por los pajareros por ser una especie que se ve muy poco en nuestra área.

2012-06-12 13.32.39-1

Detalle de una colonia de charrán ártico.

2012-06-12 12.47.38-2

Los charranes árticos son muy celosos de sus áreas de cría y en cuanto hay algún intruso enseguida comienzan a tratar de ahuyentarlo realizando vuelos rasantes, lanzando picotazos y gritando como energúmenos.

2012-06-12 17.30.04-2

En las pequeñas charcas suelen estar nadando los falaropos picofinos comiendo frenéticamente mosquitos sobre la superficie del agua. En la foto un macho.

2012-06-12 17.29.50-1

Hembra de falaropo picofino, con un plumaje mucho más llamativo que el del macho.

2012-06-12 18.28.19

También visitamos la zona sur, que presenta grandes extensiones de marismas costeras. Altas montañas con pronunciados acantilados las enmarcan y fue allí donde vimos nuestro primer pigargo europeo (Haliaetus albicilla), especie que sólo puede encontrarse en esta zona de la isla. La presencia de numerosas agachadizas comunes (Gallinago gallinago) en las praderas adyacentes volando y “cayendo” sobre nosotros con su alucinante ‘vvvvrrbvvvrrbvvvrrb’ provocado por el despliegue de sus plumas caudales externas fue para mí otro de los momentos mágicos del lugar. Por el camino encontramos a una pareja de patos arlequines (Histrionicus histrionicus), una de las “especialidades” de Islandia y a un simpático zorro ártico (Alopex lagopus) que está siendo acosado por zarapitos trinadores (Numenius phaeopus), agujas colinegras (Limosa limosa) y archibebes comunes (Tringa totanus) que son vecinos del lugar y que tratan de echarlo para evitar perder a sus descendientes.

2012-06-13 11.42.18

2012-06-13 11.53.42-2

El pato arlequín es una de las estrellas de la isla, por ser una especie exclusiva de este lugar. Prefiere las corrientes de agua más bien rápidas.

2012-06-12 11.20.17

Este archibebe común y otras especies de limícolas crían en las praderas que se encuentran por toda la zona periférica de la isla.

2012-06-13 11.32.27-2

El zorro ártico, algo tímido, trata de alimentarse con los huevos y pollos de los limícolas y otras aves. Éste estaba vigilando a unos archibebes comunes y unas agujas colilleras que no dejaban de denunciar su presencia con gritos de alarma constantes.

Una tarde estuvo dedicada a un boat trip desde la localidad de Stykkishólmur, un pequeño puerto pesquero en la costa norte. Recorrimos durante más de dos horas un periplo que nos llevó a visitar varias de las islas del fiordo Breiðafjörður. En varias de estas islas existen colonias de aves marinas, destacando las que visitamos con cormoranes moñudos (Phalacrocorax aristotelis), que ya tenían pollos medianamente crecidos, y las de frailecillos atlánticos (Fratercula arctica), que volaban de un lado a otro en actividad frenética. Vemos también aquí más pigargos europeos (Haliaetus albicilla), que anidan en alguna de las islas. En esta salida también hubo sorpresa, pues un rorcual aliblanco (Balaenoptera acutorostrata) hizo su aparición y nos acompañó durante unos minutos. La visita fue totalmente inesperada ya que normalmente estos cetáceos no suelen internarse tanto en los fiordos.

2012-06-13 15.34.21

Grupo de fulmares boreales alimentándose del detritus que salía por un colector en un puerto pesquero.

2012-06-13 15.37.30-2

El eider común es también un ave común por toda la costa de la isla.

DSCN1027

Llamativos farallones de basalto en una de las múltiples islas que salpican los fiordos.

IMG_7938

Los frailecillos atlánticos son uno de los símbolos del país. Algunos grupos vuelan aquí y allá mientras hacemos la visita en barco.

IMG_7956

IMG_7804

Nido de cormorán moñudo con pollo. Las paredes de roca blancas de excrementos depositados a lo largo de décadas y décadas de actividad reproductora en este lugar.

IMG_7859

El rorcual aliblanco que vimos dentro del fiordo, un lugar raro para encontrarlo tal y como nos explicaron los tripulantes de nuestro barco.

DSCN1036

Estas aguas son increíblemente ricas en alimento y para demostrarlo desde el barco se lanzó una red que extrajo una gran cantidad de bivalvos, estrellas de mar y erizos.

IMG_7982

Un fulmar nos acompaña por estribor.

IMG_8016

Pigargos europeos en su nido en uno de los islotes del fiordo.

Estuvimos alojados en el hotel Edda de Laugar, situado en un remoto vallecito al norte de la zona. Su privilegiado entorno alberga una rica avifauna destacando varias parejas reproductoras de chorlito dorado (Pluvialis apricaria) y varias parejas de lagópodo alpino (Lagopus muta) que incluso se pasean por los jardines del hotel.

IMG_8075

Macho de lagópodo alpino de la subespecie islandorum, bastante confiado.

IMG_8119

La hembra no andaba muy lejos, descansando sobre una piedra.

IMG_8196

Cerca del hotel una agachada hace vuelos nupciales sobre una ciénaga. Sus rectrices externas producen el característico sonido vibrante.

Lago Myvatn

Este lago es posiblemente uno de los destinos ornitológicos más conocidos de Islandia y, de hecho, coincidimos allí con otros pajareros extranjeros que estaban visitando la zona. Un sustrato volcánico reciente (fruto de una erupción hace 6.000 años y otra hace sólo 300) enmarca esta laguna de 37 km² de extensión. En el entorno numerosas charcas y torrentes que discurren entre rocas con llamativas formaciones y en las que habitan patos arlequines (Histrionicus histrionicus), patos havelda (Clangula hyemalis), serretas grandes (Mergus merganser) e incluso el porrón islándico (Bucephala islandica), otra de las ‘especialidades´ de Islandia. En el lago se ven anátidas por doquier, que además de las tres últimas especies mencionadas incluyen también porrón moñudo (Aythya fuligula), porrón bastardo (Aythya marila), serreta mediana (Mergus serrator) y negrón común (Melanitta nigra), además de otras aves como colimbo chico (Gavia stellata) o Falaropo picofino (Phalaropus lobatus). Éste resulta también un buen lugar para buscar al mítico halcón gerifalte (Falco rusticolus), del cual vimos varios ejemplares, uno de ellos cazando. En los campos de lava de Dimmuborgir encontramos una hembra que se dejó ver durante largos minutos posada a unos 60 metros de nosotros.

IMG_8300

Pareja de patos havelda, una de las especies más bonitas que hay en este lugar.

IMG_8305

IMG_8312

IMG_8265

Otra especie que no hay que perderse en este viaje es el porrón islándico, casi exclusivo de Islandia. No vimos muchos, pero si se dejaron ver muy bien.

IMG_8271

IMG_8326

El zampullín cuellirrojo, con su espectacular librea nupcial, es otra especie presente en este lago en buenos números.

IMG_8329

Serretas medianas en Myvatn.

IMG_8362

El colimbo chico es otra especie que puede verse con facilidad.

IMG_8334

Momento en el que nos sobrevuelan un ave que andábamos buscando con ahínco: ¡un halcón gerifalte!

IMG_8368

Campos de lava cercanos a Myvatn, donde encontramos a nuestro buscado halcón.

DSCN1092

Aunque la foto no es gran cosa (está hecha a través del telescopio de forma manual) aquí apreciamos la magnífica hembra de halcón gerifalte que se dejó ver tranquilamente.

También visitamos el bosquecillo de Höfdi poblado por abedules, serbales y abetos de escaso porte (un máximo de 10 metros de altura) en el cuál pudimos observar a la subespecie islandesa de chochín europeo (Troglodytes troglodytes islandica), notablemente mayor y más grisáceo que la continental. Curiosamente esta ave prefiere moverse por las copas de los árboles para buscar alimento y lanzar su canto (un poco más fino y agudo que el del continental) en vez de por el sotobosque y las zonas más bajas, por lo que al principio nos costó un poco dar con él.

Husavik

Es un pequeño puerto pesquero al noreste del país situado en la orilla oriental de la amplia bahía de Skjálfandi. Desde aquí se hacen numerosas excursiones para el avistamiento de ballenas. Hay varias empresas en el pueblo que se dedican a este menester que es una de las mayores fuentes de ingresos del lugar. El día 16 de junio abordamos el pequeño buque Sílvia, de la empresa Gentle Giants, que nos llevó hasta el otro extremo de la ensenada, lugar especialmente bueno para el avistamiento de cetáceos debido a la gran profundidad y a la presencia de los acantilados que caen en picado descargando además el agua de varias cascadas en la orilla. Después de una navegación de algo más de media hora en la que nos rodean fulmares boreales (Fulmarus glacialis) y abundantes frailecillos atlánticos (Fratercula arctica), además de algún que otro págalo grande (Stercorarius skua), llegamos a unas 2 millas de la costa acantilada e inmediatamente localizamos un soplido vertical de varios metros de altura. Poco después otro más y se confirma la identidad del leviatán… una ballena azul o rorcual boreal (Balaenoptera musculus), el ser vivo más grande que jamás haya existido sobre la faz de nuestro planeta. Por si ello no fuera suficiente aún vimos otros dos ejemplares, alguno de los cuales emergió a solo 30 metros de nuestra embarcación para deleite de todos los presentes. Esta proximidad nos permitió oír perfectamente el resoplido al lanzar su chorro de agua y a percibir el color gris azulado de su lomo y su pequeña aleta dorsal que son su mejor rasgo diagnóstico para identificarlas. Por lo que nos cuenta la guía esta especie sólo puede hallarse en estas aguas en mayo y junio, a las cuáles acude a alimentarse, acto que realizaban estos ejemplares cuando los vimos. Posteriormente nadan a mares del sur para sus quehaceres reproductivos. Normalmente las especies más frecuentes en este lugar son el rorcual aliblanco (Balaenoptera acutorostrata), la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) y el delfín de hocico blanco (Lagenorhynchus albirostris), mientras que la ballena azul solo suele ser avistada en un 5% de las excursiones, por lo que podemos considerar que tuvimos bastante suerte. La jornada terminó visitando las cercanas marismas de Lón en donde pudimos ver bastantes ansares piquicortos (Anser brachyrhynchus), patos havelda (Clangula hyemalis), charranes árticos (Sterna paradisaea) y algunos limícolas como el omnipresente archibebe común (Tringa totanus), el ostrero euroasiático (Haematopus ostralegus), el chorlitejo grande (Charadrius hiaticula), la aguja colinegra (Limosa limosa), el correlimos común (Calidris alpina) y algún que otro correlimos oscuro (Calidris marítima) y correlimos tridáctilo (Calidris alba).

DSCN1114

A bordo del Sylvia al iniciar la excursión en busca de cetáceos.

DSCN1115

El amplio fiordo de Húsavik es la meca para observar cetáceos en Islandia. Con muy buen día nos aventuramos en busca de estos magníficos animales.

IMG_7714

Una gaviota sombría que nos acompañó durante algún momento.

2012-06-16 12.54.05-2

Lo primero que vimos fueron algunos soplidos a lo lejos… ¡ballenas azules! El corazón encogido de la emoción.

2012-06-16 12.54.09-1

Aquí se aprecia perfectamente el por qué este gigante se apellida “azul”.

2012-06-16 13.20.12-1

La mínima aleta dorsal es característica de esta especie.

No quería terminar sin mencionar algunas especies no nombradas aún que resultan características en Islandia, tales como los cisnes cantores (Cygnus cygnus), algunos ya con pollos, los ansares comunes (Anser anser), los págalos parásitos (Stercorarius parasiticus), que aparecen en un rango muy amplio de hábitats, o los paseriformes, que son escasos tanto en número como en especies, siendo los más abundantes el bisbita pratense (Anthus pratensis) y el zorzal alirrojo (Turdus iliacus), seguido probablemente por la lavandera blanca (Motacilla alba) y el pardillo norteño (Carduelis flammea). En total se completó una lista de 70 especies de aves (se ofrece completa a continuación), cosa que a primera vista parece un tanto exigua, pero que para este país está bastante bien.

2012-06-16 09.58.30

Dos colimbos grandes en plumaje nupcial en un lago del interior.

Hay que decir también que muchas de las aves se muestran bastante confiadas ante la presencia humana, lo que permite acercamientos considerables, si bien lo correcto es dejar que san ellas las que se aproximen al observador, cosa que ocurre con frecuencia, para no alterar su comportamiento. Los islandeses son muy celosos de sus aves, sobre todo en época reproductora, y resulta frecuente encontrar zonas restringidas al paso o lugareños que velan por las aves de su comarca vigilando de cerca a los pajareros.

DSCN1136

Este rudimentario cartel, seguramente preparado e instalado por los vecinos de la zona, nos advierte de la conveniencia de no acceder a una zona sensible en época de cría.

Resultó muy revelador muchas de las especies invernantes en el centro y sur de Europa en plena época reproductora, con sus libreas nupciales, muchas de ellas espléndidamente coloridas, y comportándose de forma totalmente diferente a como estaba acostumbrado a verlas. Estas aves afrontan a finales de verano un viaje de miles de kilómetros que incluye atravesar grandes extensiones de agua sobre el mar, con apenas posibilidades para detenerse y descansar; ser consciente de dicha dificultad gracias a este viaje me hace maravillarme aún más con estos seres. En el avión de regreso hago en apenas 3 horas un vuelo que cruza durante un buen rato una superficie de mar aparentemente inacabable; estos pajarillos tardan sólo unos días en realizar, pero un gran esfuerzo que suele costearse con la vida de muchos ellos. Conocer y percibir de esta forma este hecho no hace sino fomentar mi respeto y admiración por ellos.

Recomendación bibliográfica: Icelandic Bird Guide, de Jóhann Óli Hilmarsson. Publicado por Mál Og Menning. Es una guía fotográfica de todas las especies de aves de Islandia, con muy buena información sobre estatus, fenología y distribución. Un buen complemento para la guía de identificación. En inglés.

Dibujar un ave

Concretamente un pico menor (Dendrocopos minor), una de las aves que he de dibujar para un encargo. Llevo varios días realizando estas ilustraciones y he retratado el proceso de la elaboración de una de ellas para apreciar su evolución.

DSCN3419

Es necesario documentarse correctamente para abordar un dibujo científico y hoy en día recurrir a los buscadores en internet resulta una buena opción, pero ¡ojo! hay veces que aparecen resultados que no se corresponden con lo que buscamos, quizás por que quien colgó la foto la etiqueto de forma errónea.

DSCN3420

Mesa despejada y materiales preparados. El pico menor comienza a tomar forma sobre el papel. Como puede apreciarse esta vez me decanto por el lápiz acuarelable, pues se obtienen muy buenos resultados y es una de las técnicas con las que más cómodo me siento.

Dendrocopos_minor_01

Lo primero es esbozar el ave, guardando bien las proporciones y señalando todos los detalles que luego deben aparecer representados en la ilustración.

Dendrocopos_minor_02

Se rellenan áreas con fondos de poca intensidad pero que después van a dar una tonalidad más cálida a ciertas partes del ave.

Dendrocopos_minor_03

La coronilla roja nos indica que este pájaro en concreto va a ser un macho.

Dendrocopos_minor_04

Comenzamos a oscurecer las áreas negras del cuerpo del pico teniendo mucho cuidado con la intensidad que se de a cada zona, pues algunas de ellas deben aparecer más claras por efecto de la luz que ilumina al ave.

Dendrocopos_minor_05

Continuamos trabajando con el negro hasta completar el plumaje dorsal, cabeza, cola y alas con todos sus detalles. Apréciese como no todo el negro es intenso, sino que hay zonas más claras por la incidencia de la luz. Esto ayuda a crear volumen y da más veracidad al dibujo.

Dendrocopos_minor_06

Nos centramos ahora en detalles como el pico, patas, ojo y pequeños detalles de las plumas de cara, pecho y cola, entre otros.

Dendrocopos_minor_08

Para finalizar completamos el sombreado y algunos detalles del plumaje que dan una mayor sensación de volumen y realismo al pico menor. Damos el dibujo por concluido.

DSCN3429

Parece que un pico menor se reduce a unos pocos colores: blanco, negro y rojo, pero he aquí el conjunto de lápices que han hecho falta para obtener el resultado final.